domingo, agosto 18

El producto oscuro que Rusia mandará como ‘salvavidas’ petrolero a Maduro

0
85

Una petrolera liderada por Vladimir Putin envío a Venezuela un compuesto indispensable para que el crudo sea procesado y quede listo para la refinería.
Con este apoyo se busca detener nuevas caídas en la producción de petróleo.

Justo cuando la petrolera estatal venezolana PDVSA se estaba quedando sin un producto oscuro necesario para diluir su crudo y mantener las exportaciones fluyendo, como consecuencia de las sanciones de Estados Unidos, Rusia viene al rescate.

Rosneft Oil, la compañía con sede en Moscú controlada por el gobierno de Vladimir Putin, está enviando los primeros cargamentos del compuesto ‘nafta’ a Venezuela desde que Estados Unidos impuso sanciones más severas a PDVSA a fines de enero, según informes de embarque y una persona con conocimiento de la situación.

El compuesto se usa para adelgazar el lodoso crudo venezolano para que pueda moverse a través de tuberías hacia la costa. Sin él, el crudo se queda atascado en los campos y no puede ser procesado en petróleo listo para la refinería.

Para el asediado líder de Venezuela, Nicolás Maduro –un aliado de larga data de Putin–, los envíos son críticos. Lo ayudarán a evitar, al menos temporalmente, nuevas caídas en la producción de petróleo, lo que a su vez reforzará su intento de rechazar un impulso de la oposición para derrocar su régimen autocrático.

La producción de petróleo ya se ha desplomado en dos tercios después de años de mala administración y falta de inversión. Lo poco que queda, alrededor de 1 millón de barriles por día, financia los programas de reparto de alimentos que brindan sustento a una población que ha sido empujada a la profunda pobreza bajo el gobierno de Maduro.

Sin el dinero para esos programas, el hambre crecerá, y con ella, también podría crecer la presión para expulsarlo.

Mientras que más de 50 países, incluido Estados Unidos, han reconocido al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela, Rusia se puso del lado del régimen de Nicolás Maduro.

Rusia promete ayudar a Venezuela para evitar la intervención militar externa, dijo la presidente del Parlamento ruso, Valentina Matvienko, a la vicepresidente venezolana, Delcy Rodríguez, el fin de semana pasado.

Rusia, junto con China, ha sido un importante patrocinador de Maduro, con vínculos que se remontan a 1999, cuando su antecesor Hugo Chávez llegó al poder. PDVSA está trasladando su oficina europea de Lisboa a Moscú, informó Rodríguez el viernes.

Dos petroleros de Rosneft, Serengeti y Abliani, entregarán un millón de barriles de ‘nafta’ pesada combinada desde Europa a Venezuela en las próximas semanas, terminando con una falta de oferta de un mes. Los volúmenes traerán alivio, pero están lejos de resolver el problema.

Antes de que se impusieran las nuevas sanciones en enero, Venezuela importaba entre 2 millones y 3 millones de barriles de nafta pesada cada mes.

El crudo diluido del Cinturón del Orinoco se suministrará a los mejoradores de propiedad conjunta de PDVSA y compañías como Rosneft, Chevron, Total y Equinor ASA. Los mejoradores, que pueden procesar 630 mil barriles por día, han estado operando a tasas reducidas desde incluso antes de las sanciones, debido a fallas mecánicas y escasez de químicos.

Después de que Litasco, el brazo comercial de Lukoil PJSC, y Trafigura dejaran de comerciar petróleo nuevo con Venezuela tras las sanciones, Rosneft –un socio de PDVSA en empresas conjuntas– dio un paso al frente, comprando cargamentos de petróleo y suministrando combustibles, muestran datos compilados por Bloomberg.

La compañía ha prestado alrededor de 6 mil 500 millones de dólares a Venezuela desde 2014 a cambio de petróleo, según datos compilados por Bloomberg. PDVSA tiene una deuda pendiente de 2 mil 300 millones de dólares, según una presentación de Rosneft.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.