martes, enero 28

El Senado de EU rechaza plan de Trump para legalizar a “dreamers” a cambio del muro

0
163

WASHINGTON (apro).- La Cámara de Senadores del Congreso federal de Estados Unidos rechazó la propuesta del presidente Donald Trump de otorgar residencia permanente a 1.8 millones de inmigrantes indocumentados conocidos como dreamers (soñadores), bajo la condición de construir un muro en la frontera con México y anular aspectos migratorios de las leyes actuales, entre otras medidas.

El Acta Migratoria 2579, definida por Trump y patrocinada por el senador republicano del estado de Iowa, Charles Grassley, quedó anulada al ser sometida a votación y conseguir únicamente 39 sufragios a favor y 60 en contra, de los 100 que integran al Senado.

La oposición demócrata, con el respaldo de republicanos de posición moderada, anuló a la medida de Trump para que fuera considerada en el pleno de la Cámara Alta.

El presidente Trump propuso a los senadores regularizar el estatus de residencia y laboral de los 1.8 millones de inmigrantes indocumentados acogidos bajo la Acción Diferida de los llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), a cambio de conseguir 25 mil millones de dólares para amurallar la frontera con México, reforzar con más personal y tecnología a las agencias federales encargadas de vigilar la zona limítrofe y acabar con medidas de las leyes actuales en materia migratoria.

En este último punto, Trump exigía poner fin a la posibilidad de que un ciudadano estadunidense por naturalización solicitara la residencia permanente para sus padres e hijos mayores de 18 años, limitar y condicionar la asignación de visas de empleo temporal, exclusivamente a países que ofrecieran trabajadores altamente calificados para los sectores científico y tecnológico.

El pasado martes 13 arrancó el debate en el Senado para intentar aprobar un proyecto de ley que regularice el estatus de residencia y laboral de los dreamers.

El 5 de septiembre de 2017, la presidencia de Trump anunció la anulación de DACA y dio como plazo hasta el próximo 5 de marzo para que el Congreso federal diera solución al asunto por medio de una legislación que al él le satisfaga y condicionada a sus intereses en la frontera.

A partir del 5 de marzo, en caso de no lograrse un acuerdo en el Capitolio, unos 700 mil inmigrantes indocumentados acogidos por DACA estarían sujetos a su ubicación, arresto y eventual deportación de Estados Unidos.

La legislación de Trump rechazada por la mayoría del Senado pedía también sancionar fiscalmente a las ciudades o poblaciones de Estados Unidos que ofrecieran asistencia humanitaria a los inmigrantes indocumentados.

En estos momentos no existe en el Senado otro proyecto de ley para resolver el tema de los dreamers, tomando en cuenta la negativa a la propuesta de la Casa Blanca y con anterioridad a la medida bipartidista y humanitaria propuesta por los legisladores John McCain, republicano por el estado de Arizona, y Chris Coons, demócrata por Delaware.

Cualquier medida para reformar las leyes migratorias y resolver la situación de los dreamers requiere de 60 votos de los 100 del Senado. Se espera que en las próximas horas o días se presenten nuevos proyectos de ley.

Esta misma semana, a través de cuenta personal en la plataforma de Twitter, Trump advirtió al Congreso que esta sería la última oportunidad que tendrían para resolver el asunto de inmigración, dando a entender que si no era su propuesta la avalada, utilizaría su poder constitucional del veto para rechazar legislaciones que no adoptasen sus condiciones en términos de seguridad fronteriza, el muro y la finalización de beneficios para la comunidad indocumentada y para los ciudadanos naturalizados.

Fuente: Proceso

Comments are closed.