El tipo de cambio borra ‘efecto calificadoras’

0
27

El precio del dólar interbancario cerró este martes en 19.0150 unidades, su menor nivel desde el 25 de enero, previo a la oleada de comentarios y advertencias de las agencias sobre la nota crediticia del país.
Los expertos atribuyen este avance al anuncio de López Obrador de que no se revocarán las concesiones mineras, además de las inversiones anunciadas en Pemex.

Ante una menor percepción de riesgo sobre México y la debilidad del dólar a nivel internacional, el peso mexicano regresó este martes a niveles que no se veían desde finales de enero de este año, previo a la oleada de comentarios y advertencias de las agencias calificadoras sobre la nota crediticia del país.

El Banco de México informó que el precio del dólar interbancario cerró este martes en 19.0150 unidades, su menor nivel desde el 25 de enero. Esto implicó para el peso una ganancia de 1.11 por ciento en el día, la mayor registrada en lo que va del año.

De acuerdo con analistas, favorecieron factores internos y externos sobre la apreciación de la moneda. Para George Lei, estratega de divisas de Bloomberg Intelligence, el anuncio de que no se revocarán las concesiones mineras realizado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, además de las inversiones anunciadas en Pemex, ofrecieron un respiro a la moneda.

Adicionalmente, el peso se ha visto beneficiado por el atractivo de las tasas locales. Mario Castro y David Wagner, analistas de Nomura, recomendaron posiciones en instrumentos que se benefician del diferencial de tasas entre México y Estados Unidos a dos años.

En el ámbito externo, el peso mexicano aprovechó la debilidad del dólar en los mercados internacionales, debido a la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos mantenga su tasa de referencia.

“La apreciación del peso fue resultado de un debilitamiento generalizado del dólar desde el lunes, a la espera de que la Fed adopte un lenguaje acomodaticio en su anuncio de política monetaria de hoy”, señaló Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

Agregó que se espera que la Fed mantenga su tasa de interés sin cambio, a la espera de más información sobre la actividad económica y la inflación en Estados Unidos.

Hacia adelante, analistas anticipan que la situación de Pemex seguirá siendo un factor de riesgo para la moneda, a pesar del atractivo de las tasas. “Aunque sigue siendo un punto clave de potencial debilidad, los titulares de Pemex han sido más positivos últimamente, lo que también ayudó a la moneda”, explicó Christian Lawrence, analista de Rabobank.

Riesgos para el sistema financiero
Para el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF), el cambio de perspectiva de estable a negativa en la nota crediticia de México representa uno de los riesgos internos para el sistema financiero.

En un reporte, el Consejo explicó que el cambio en la perspectiva fue, entre otros factores, por la incertidumbre asociada a algunas políticas públicas y a riesgos relacionados con la nueva estrategia para el sector energético, así como los retos sobre la situación financiera de PEMEX.

Advirtió que persisten riesgos para la actividad económica, entre ellos, un posible retraso en la aprobación del T-MEC y la debilidad de la inversión productiva en el país.

En la parte externa los riesgos están relacionados con la incertidumbre en las tensiones comerciales de EU con China, el Brexit, una desaceleración económica global más rápida de lo esperado y una reversión en los flujos de capital hacia países emergentes, entre otros.

“Por lo anterior, es necesario mantener un marco macroeconómico sólido que continúe fomentando la estabilidad de precios, la disciplina fiscal y la estabilidad financiera”, indicó el CESF.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.