viernes, octubre 18

El uso del celular ha modificado el cuerpo humano revelan científicos

0
319

Por el uso frecuente del celular, se han desarrollado las “espigas óseas” en el cuerpo humano.

AUSTRALIA.- Una investigación de la Universidad de la Costa del Sol en Queensland, Australia, descubrió que los teléfonos móviles están cambiando el esqueleto humano, ya que la gente se encorva tanto tiempo para ver su celular desarrollando las “espigas óseas” en la parte posterior del cráneo humano.

De acuerdo a RT, los científicos señalan que esto ha sido producto habitual de los humanos con el celular o tabletas inteligentes, ya que el “pico” huesudo de la parte posterior de la cabeza está creciendo.

Este tipo de protuberancias occipitales externas se desarrollan en la base del cráneo y el número de personas que lo desarrollan va incrementando.

En los inicios de la década de 1800 no era tan notable esa protuberancia, pero ahora se puede sentir los bultos óseos con los dedos o verlos en personas calvas. Solo que las per

Las investigaciones mencionan que este tipo de excesos aparecen en jóvenes de 18 a 30 años. Motivo por el cual los científicos de la Universidad de la Costa del Sol en Queensland realizaron una investigación detallada del fenómeno.

El Dr. David Shahar, investigador principal, comentó: “He sido médico durante 20 años, y solo en la última década, he estado descubriendo cada vez más que mis pacientes tienen este crecimiento en el cráneo”.

Además, señaló que la razón por la cual la espina ósea se va colocando en esa posición es porque los jóvenes agachan su cabeza mucho más tiempo, de lo que anteriormente se hacía.

Las horas dedicadas al uso de los teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras portátiles pueden poner tanta presión en las partes menos utilizadas del cuerpo que realmente cambian.

Es más, los músculos que conectan el cuello con la parte posterior de la cabeza se usan en exceso al tratar de mantener quieto el cráneo; una cabeza de adulto promedio puede pesar alrededor de 5 kg.

En respuesta a que esos músculos se hacen más grandes y más fuertes, sugirió el Dr. Shahar, que el esqueleto crece para reforzar y ensanchar el área.

El Dr. Shahar y sus colegas escribieron en su estudio que la “carga mecánica repetitiva y sostenida” conduce a la adaptación de los tendones y los tejidos conectivos.

“Los trastornos musculoesqueléticos relacionados con la mala postura durante el uso de computadoras y tabletas se han investigado exhaustivamente y se identificaron como un factor de riesgo para el desarrollo de síntomas relacionados en el cuello, los hombros y los antebrazos”.

El Dr. Shahar mencionó que, aunque es poco probable que los bultos óseos causen efectos dañinos, tal vez nunca desaparezcan.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply