viernes, febrero 21

Embarcaciones dañan a los estromatolitos

0
218

Habitantes denuncian que las hélices de metal de los navíos raspan las primeras capas de las piedras vivientes.

BACALAR, Q. Roo.- Las maniobras de un grupo de lanchas que brinda paseos en la laguna de Bacalar han provocado daños en la población de estromatolitos, ubicada cerca del cenote “Cocalitos” sobre la avenida Costera.

Fotografías proporcionadas por habitantes del lugar evidencian cómo las embarcaciones de un punto de venta ubicado a un costado del hostal denominado “Quinta Mai”, ejercen afectaciones a las llamadas piedras vivientes.

En las gráficas se observa el daño que causan las hélices de metal de las embarcaciones que raspan las primeras capas de la estructura rocosa y que han formado surcos en la misma.

Encima de algunos de los estromatolitos, se pueden observar bloques de concreto y tablas a un costado, que son utilizados como banca; también unos troncos que sirven para amarrar las embarcaciones, cuyo movimiento con el agua, ocasiona que las hélices hagan contacto con las estructuras.

El domicilio en mención es un predio con reja de madera, no cuenta con distintivo, pero en las afueras permanecen vendedores de tours con folletos en la mano que abordan a los paseantes que ingresan por esa vía.

El pasillo conduce hasta una choza de madera donde algunas personas llevan un control de los paseos que se brindan, pocos metros después, se pueden observar una población de estructuras rocosas, que tienen encima bloques de concreto, unas tablas y enseguida, unos delgados troncos que utilizan para amarrar los navíos.

Luisa Isaura Falcón, investigadora titular del laboratorio de Ecología Bacteriana del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha realizado varios estudios en el cuerpo lagunar, entre ellos, el desarrollo de los estromatolitos, que determinaron que las primeras capas de formación de las estructuras forman parte importante para el desarrollo de las mismas, e incluso, el desprendimiento de los primeros centímetros de los estromatolitos frenan su crecimiento.

Hace tres años, autoridades ambientales cerraron el paso de lanchas en la zona conocida como “Los Rápidos”, porque las dañaba con las hélices; es un sitio donde se puede observar mayor cantidad de estas estructuras rocosas, por lo que se maneja como un espacio recreativo sustentable con medidas estrictas para su preservación.

Hasta el momento, ninguna autoridad ha tomado cartas en el asunto, mientras que las personas dedicadas a la utilización de las lanchas se han negado a hablar.

Fuente: Novedades de Q Roo

Leave a reply