martes, septiembre 29

En busca de Carles Puigdemont, inspeccionan avión de familia de Pep Guardiola

0
278

MADRID (apro).- En el aeropuerto de Barcelona-El Prat, la Guardia Civil inspeccionó este jueves el avión privado en el que llegó la familia del entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, como parte del dispositivo policial desplegado para detener al líder independentista Carles Puigdemont, en caso de que regrese a España desde que huyó a Bruselas.

Aunque fuentes del Instituto Armado dijeron que la inspección es “rutinaria, aleatoria y nada excepcional”, según divulgó Catalunya Ràdio, esta es la segunda ocasión, en cinco días, que es inspeccionado el avión privado en el que viaja la familia del exentrenador del Barça.

La noticia generó atención porque es público que Guardiola se define como independentista, y en distintas ocasiones ha subrayado su apoyo al proceso soberanista, incluidas sus continuas críticas contra la detención de algunos de los líderes catalanes y que “en España haya presos políticos”.

La Guaria civil aseguró que en ningún caso conocían la identidad de las personas que volaban en el avión y que el mismo tipo de protocolo se siguió con otros aviones privados.

Sin embargo, otra pifia sobre Puigdemont surgió cuando seis policías nacionales españoles arribaron este jueves hasta el sitio en el que el cómico Joaquín Reyes grababa un sketch para el programa El Intermedio (de La Sexta), en el que se hace sátira política.

En el gag que se grababa en el Parque Europa, en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, el cómico manchego aparecía caracterizado como Puigdemont, el expresidente de la Generalitat, debido a que en ese sitio hay réplicas de monumentos europeos, entre ellos el Atomium bruselense.

Sin embargo, el parecido de esta caracterización de Joaquín Reyes –quien caricaturiza a diversos personajes políticos– levantó la sospecha de un vecino que llamó a la policía asegurando que el expresident estaba en el Parque Europa.

Cuando los seis policías llegaron al sitio y descubrieron que se trataba de una parodia, junto con el equipo de grabación se lo tomaron a broma, aunque el vecino denunciante, molesto, dijo a los miembros de producción que las cosas no estaban para bromas.

Fuente: Proceso

Comments are closed.