viernes, abril 3

En camiones, Jorge Carlos Ramírez Marín realiza encuesta sobre la legalización de la marihuana

0
359

El senador Jorge Carlos Ramírez Marín se subió ayer a varios autobuses del transporte público de la ciudad para llevar a cabo una encuesta sobre la legalización de la marihuana para uso recreativo y se topó con la sorpresa de que un 70% de los jóvenes lo avala, lo que contrasta radicalmente con la encuesta nacional del 2018 hecha a la población abierta en la que sólo el 35% de los yucatecos lo aprobaba.

El legislador yucateco se mostró sorprendido por la respuesta de los jóvenes y, ante ello, anunció que buscará patrocinadores para llevar a cabo en breve a nivel estatal una encuesta dirigida sólo a jóvenes para conocer a detalle el sentir de este sector de la población sobre este tema.

–Yo tendré la responsabilidad de votar próximamente en el Senado sobre este tema muy complejo y no quiero hacerlo sin escuchar de manera directa la opinión de ustedes, expuso a los usuarios del transporte público, así como a varios grupos de estudiantes que salían del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM).

Las 4 preguntas

Explicó que hoy sábado o mañana domingo hará el mismo ejercicio abierto en el Sur de la ciudad para escuchar la voz de los ciudadanos de ese sector del municipio.

Fueron básicamente cuatro preguntas las que planteó el senador a los ciudadanos:
1.- ¿Estás de acuerdo con la legalización de la marihuana para uso recreativo? Arriba del 70% dijo que sí.
2.- ¿A qué edad consideras que debe autorizarse su consumo?, ¿A los 18 o a los 23 años? Alrededor del 85% de los encuestados dijo que hasta los 23 años.
3.- ¿El dinero que se obtendrá de todo ese proceso debe manejarlo el Gobierno Federal o el estatal? Un 60% opinó que el gobierno estatal y un 40% que el federal.
4.- ¿Todo el dinero que se capte debe manejarlo sólo la Secretaría de Hacienda o debe canalizarse a programas de prevención y a instituciones de salud para atender y combatir las adicciones? Un 95% opinó a favor del segundo planteamiento.
Durante la actividad algunos jóvenes pidieron también la palabra para manifestar sus posturas en favor y en contra.

Con bocina en la espalda

Ramírez Marín explicó asimismo el proceso que se sigue en el Senado sobre la opinión que han vertido psiquiatras, médicos y expertos sobre los efectos que ocasiona esa droga en los consumidores, así como el rechazo a la aprobación que se tiene hasta ahora en la mayoría de los miembros del Senado.

Agregó que si se sigue viendo a la marihuana como un tema de seguridad, como señala el dictamen, “estamos equivocados, porque el crimen organizado ya tiene recursos de otras cosas, que no son la marihuana, pues la cannabis es lo que menos ganancias les deja ahora”).

La encuesta la inició el senador a la una de la tarde. Se colocó en la espalda una bocina portátil y con micrófono en mano esperó en el paradero ubicado a un costado del Consulado de Estados Unidos el paso de un autobús de la ruta Francisco de Montejo. Tras pagar su pasaje y caminar hasta la parte central del vehículo, Ramírez Marín se presentó y enseguida planteó las cuatro preguntas, al tiempo de que cuatro auxiliares suyos entregaban a los pasajeros una tarjeta de 30 centímetros con los colores rojo y verde en cada cara.

La encuesta de ayer

El legislador pidió que votaran a cada pregunta que hiciera, en color verde si era afirmativo y en rojo si era negativo.
–Este tema es muy importante porque va a cambiar muchas cosas en nuestro país y por eso necesitamos escuchar lo que piensan ustedes, así que por eso les molesta y les quita un poco de tiempo este gordito, su servidor, senador de la República, apuntó de buen humor.

Luego de unos 10 minutos de trayecto, registrar la votación y hacer los comentarios correspondientes, Ramírez Marín agradeció la participación de los usuarios y les dejó su correo electrónico para que abundaran en más opiniones si así lo consideraban. Pidió al chofer parada y descendió junto con su equipo de colaboradores.
El siguiente autobús abordado fue de la ruta Tapetes, donde hizo el mismo ejercicio y se bajó a las puertas del ITM, donde bajo la sombra de un laurel encuestó a tres grupos de jóvenes estudiantes.

Al término de la actividad, el político yucateco dijo que la idea original era que en la encuesta practicada opinaran diversos sectores de la población, pero casualmente en los dos autobuses viajaban jóvenes en un 90% aproximadamente, y la cantidad restante, el 10%, eran adultos, la mayoría señoras, quienes de manera unánime rechazaron la legalización de la cannabis.

Falta de información

Al final de la jornada, dijo que lo primero que percibió entre los encuestados es falta de información sobre el tema y, lo segundo, “es que más allá de lo que nos dicen las encuestas formales, que en el caso de Yucatán marcan una tendencia prácticamente de 65% en contra y de 35% a favor, una de las más altas del país, esa encuesta se rompe con los datos obtenidos ahora al dar un brinco gigantesco cuando el sondeo es entre la población juvenil”.

–Entonces estoy llegando a la conclusión de tener que reunir a un grupo de patrocinadores para organizar una encuesta para exclusivamente el sector juvenil.
Expuso que la encuesta sobre adicciones que arroja en Yucatán un 65% en contra y 35% a favor se hizo en el 2018.

Agregó que también un periódico que se edita en la capital del país realizó una encuesta por Estados y la media nacional es prácticamente de 60% en contra y 33% a favor.

En el caso de Yucatán –observó–, mi opinión es que la muestra demográfica que toma en cuenta la encuesta es demasiada amplia para este tipo de preguntas y por eso creo que tenemos que preguntarles mucho más a los jóvenes.

–Creo que debimos haber hecho una encuesta desde hace mucho antes y mucho más amplia y sistemática para tomar una decisión que nos va a afectar de una u otra manera, añadió.
Sostuvo que la legalización de la marihuana significará una amplia entrada de recursos al gobierno y lo está viendo como eso, nada más y va a sacrificar muchas cosas.

“Hoy en las clínicas públicas no hay ni para paracetamol para enfermedades y qué va a pasar cuando llegue un chavo con una crisis por consumo de marihuana”.

–Es una ilusión pensar que vamos a acabar con el tráfico ilegal de marihuana legalizándola; no se va a dar porque la que vamos a hacer es una marihuana para ricos, así como está pasando en Canadá, nada más que en México obtener marihuana lo hace cualquiera, no es como allá que se tiene una vigilancia más estricta que aquí.

México tiene que pensar en el tema adicción –aseveró–, y yo estoy radicalmente en contra de que sea visto como un tema económico y como tema de seguridad, es un tema de salud y no está teniendo ese enfoque y eso es la parte que más me preocupa.

Fuente: Por Esto

Leave a reply