lunes, octubre 14

En el año se han realizado 100 trasplantes de órganos en Yucatán

0
303

Se han realizado 25 de riñón, 40 de córnea y alrededor de 35 procuraciones de órganos y tejidos

En Yucatán, en lo que va del año se han realizado 25 trasplantes de riñón, 40 de córnea y alrededor de 35 procuraciones de órganos y tejidos, informó el director del Centro Estatal de Trasplantes del Estado (Ceetry), Jorge Martínez Ulloa.

En promedio, en la entidad se trasplantan al año aproximadamente 50 riñones, tres hígados y 100 córneas, además de los implantes de huesos de cadáver que también son donados.

“Los números no son bajos porque la productividad la tienes que ver por número de habitantes y aquí en Yucatán hay alrededor de dos millones; entonces Yucatán es un estado productivo a pesar de que hay poca población, hay mucha actividad”, aseveró.

Precisó que la lista de espera en el Estado es de aproximadamente 400 pacientes para trasplantes de riñón, dos para hígado y cero para córnea, pues éstos últimos no esperan ni dos meses para recibir la donación.

Los receptores de hígado esperan en promedio un año aproximadamente para recibir una donación, en tanto que quienes esperan un riñon varía el tiempo, pero puede ser tan rápido como un año o tan largo como 12 años recibiendo hemodiálisis.

“Esto es un problema de salud pública en México, contrario a lo que se cree, el trasplante no es para unos cuantos y no es una elite en la medicina, pues ataca problemas verdaderos de salud pública, se calcula que el 6 por ciento del presupuesto en salud en el Estado se destina a diálisis”, aseguró.

Los programas de trasplantes, dijo Ulloa Martínez, resuelven el problema de salud pública desde el punto médico y financiero para los estados.

Agregó que durante este año continuará el enfoque de los recursos de la dependencia estatal para atender el tema de medicamentos para pacientes trasplantados, los insumos que se necesitan para las cirugías y para los coordinadores y médicos que realizan las intervenciones.

“Hace falta, pero la verdad es que el estado ha avanzado muchísimo de como estábamos hace algunos años la diferencia es abismal y es que hemos sido reconocidos por autoridades nacionales como estado modelo en materia de donación y trasplantes y Yucatán es un estado a nivel sureste es de los que tiene más productividad”, destacó.
Apatía y mitos frenan la donación en México

Aunque en el Estado se tienen avances significativos en la donación de órganos, en términos generales en el país hay una cultura mínima en ese sentido, como consecuencia de la apatía y desinterés, además de mitos en la sociedad, expresó Yeusví Flores Cazola, coordinadora de la Unidad de Trasplantes del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, que realiza una campaña permanente de donación de órganos y tejidos.

Esta campaña es promovida mediante diversas plataformas mediante #solodona, y surge por la necesidad de hacer conciencia en la sociedad de la falta de donación.

“Falta muchísimo para que la gente tenga una conciencia real de la necesidad de que se done órganos y tejidos. Abogamos a que la sociedad se adueñe de este tipo de campañas, que entienda que desafortunadamente los accidentes suceden, y en medio de un suceso doloroso se puede tener la oportunidad de ayudar al prójimo”, señaló.

La doctora Flores Cazola mencionó que actualmente persisten mitos alrededor de un proceso de trasplante, a veces ligado a cuestiones religiosas pese a que los propios dirigentes del culto lo aprueban.

“Tenemos el caso del Papa Juan Pablo y Francisco que señalan que la donación es uno de los actos más generosos que existen”, enfatizó.

También mencionó que hay mitos culturales que se tienen en la Península, como sucede en Pomuch, Campeche, donde desentierran a sus muertos anualmente para rendirles un culto y se tiene la creencia de que si donan ya no van a hacer esa ceremonia.

“Se puede respetar su voluntad de no donar hueso, pero pueden hacer otras donaciones. Una sola persona puede ayudar a 100 por eso es importante que la gente entienda este tipo de campañas que realizamos”, añadió.

La especialista mencionó que, en caso de fallecimiento por fallo cardiaco se pueden obtener tejidos, como córnea, piel, tendones y hueso. De este último se puede evitar la amputación de extremidades, por ejemplo, de niños con cáncer.

“Cambiamos el hueso que está afectado”, indicó.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply