martes, noviembre 19

En tiempos de tregua, Trump planea ataque financiero contra China

0
742

Funcionarios del Gobierno de EU tienen entre sus opciones eliminar compañías chinas de las bolsas de valores locales, aunque estos mecanismos aún deben ser aprobados por el presidente.

Funcionarios de la administración de Donald Trump están discutiendo formas para limitar los flujos de cartera de inversionistas estadounidenses a China, en una medida que tendría repercusiones por miles de millones de dólares en inversiones vinculadas a los índices importantes, de acuerdo con personas familiarizadas con las deliberaciones internas.

Las discusiones ocurren mientras Washington y Beijing negocian una tregua potencial en medio de una guerra comercial que ha sacudido a las dos economías más grandes e inversores por más de un año. Suceden también cuando China está eliminando los límites en las inversiones extranjeras en sus mercados financieros.

Las medidas estrictas estadounidenses en los flujos de capital expondrían un nuevo punto de presión en la disputa económica y provocan una irrupción mucho más allá de los cientos de miles de millones en aranceles que las dos partes se han impuesto entre sí.

Algunas de las opciones que está considerando el Gobierno de Trump son: eliminar las compañías chinas de las bolsas de valores de EU y limitar la exposición de los estadounidenses al mercado chino mediante fondos de pensiones gubernamentales. Los mecanismos exactos sobre cómo hacerlo aún no han sido elaborados, y cualquier plan está sujeto a la aprobación del presidente Donald Trump, quien dio luz verde a la discusión, según una persona cercana a las deliberaciones.

Los funcionarios también han examinado cómo EU podría poner límites a las empresas chinas incluidas en los índices bursátiles administrados por empresas estadounidenses, indicaron tres de las personas, aunque no está claro cómo se haría esto. Más empresas chinas se han agregado en los últimos años a los principales índices a los que tiene acceso una amplia gama de inversionistas.

La guerra comercial no ha detenido la fiebre de China de 9 mdd de Wall Street
Por ejemplo, cientos de empresas chinas han llegado a los índices de MSCI desde el año pasado, generando preguntas del senador republicano de Florida, Marco Rubio, y otros en el Capitolio que abogan por restricciones de inversión más fuertes y un mayor escrutinio para las empresas chinas en los índices y fondos de pensiones estadounidenses. Bloomberg Barclays comenzó a añadir bonos chinos a su principal índice Global Aggregate Bond Index en abril.

La Casa Blanca ha discutido sus planes con Rubio. Ahora está considerando si respaldar la legislación que él presentó durante el verano, la cual provocó mucho debate sobre el tema de cómo proteger a los inversionistas estadounidenes con fondos asignados a lo que a menudo son opacas compañías chinas.

No obstante, la Casa Blanca no ha tenido ninguna discusión con el Gobierno chino acerca de este asunto, indicó una persona cercana a la administración. También quiere mantener cualquier acción aislada de las negociaciones comerciales que están ahora en curso, añadió la persona.

Pero lo más importante en la lista de preocupaciones de EU es la inusual influencia que tiene el Gobierno chino sobre compañías del sector privado y restricciones que Beijing impone a la liberación de alguna información financiera de empresas chinas que cotizan.

El nuevo impulso detrás del esfuerzo se vuelve en parte al intento de los legisladores para exigir reciprocidad con Beijing y una fecha límite que está pendiente para que el principal fondo de ahorro de jubilación del Gobierno, administrado por la Junta Federal de Inversión de Ahorro para la Jubilación, canalice miles de millones de dólares en compañías chinas el próximo año, de acuerdo con varias personas involucradas en el tema.

El Consejo Económico Nacional ha estado presidiendo reuniones sobre el tema y el Departamento del Tesoro, así como el Consejo de Seguridad Nacional, han estado involucrados, puntualizaron las personas. Si bien la acción no es inminente, dicen, los asesores de Trump están hablando sobre las diversas opciones y su impacto.

En una cena organizada por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington la semana pasada, un grupo de China y expertos financieros debatieron el valor y los riesgos de un desacoplamiento financiero de Beijing, incluyendo cómo esto podría hacerse y cuál sería el impacto en los inversionistas estadounidenses.

Entre los oradores estaba el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, quien se negó a discutir cualquier detalle, declararon las personas que asistieron a la cena.

Respaldo
La noche también contó con el asesor adjunto de seguridad nacional, Matt Pottinger, un halcón chino que acaba de ser nombrado como el número dos en el NSC de Trump, así como miebros del Congreso.

El empuje para limitar unilateralmente el acceso de China al capital estadounidense está encabezado por el asesor comercial de la Casa Blanca Peter Navarro, uno de los ayudantes más agresivos de Trump, y los funcionarios del NSC, pero quienes están involucrados en el proceso dicen que incluso más asesores moderados se han adherido a las sugerencias.

Un portavoz de NSC y Navarro declinaron hacer comentarios. Pottinger no respondió a una solicitud para comentar, al igual que portavoces de la Casa Blanca y del Tesoro.

Los argumentos para esta acción dentro del equipo de Trump varían desde simplemente hacer cumplir las leyes de transparencia de EU y crear un nivel de reciprocidad, hasta plantear preocupaciones de seguridad nacional con algunas de las empresas chinas a las que están expuestos los fondos de pensiones estadounidenses, según las fuentes. Algunas de estas compañías son firmas que el Gobierno de EU ha identificado como malos actores o a las que ha impuesto sanciones.

El argumento considera que los estadounidenses probablemente no querrían invertir en esas compañías si tuvieran la opción.

La capitalización bursátil de las 156 empresas chinas, incluidas al menos 11 empresas estatales que cotizan en las tres mayores bolsas de EU, se situó en un total colectivo de 1.2 billones de dólares a finales de febrero, según un informe de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad Estados Unidos-China.

A principios de este mes, China eliminó un límite de 300 mil millones de dólares en compras en el extranjero de acciones y bonos chinos, lo que significa que los fondos globales ya no necesitan solicitar cuotas de compra para comprar activos. La medida está diseñada para atraer más capital extranjero a los mercados chinos.

Siguiente gran fase
El presidente y director ejecutivo del Grupo RWR, Roger Robinson, quien ha trabajado en el tema desde los años 90, dijo que este tipo de presión puede marcar la diferencia.

“Tratar las dimensiones financieras desiguales y los riesgos materiales no revelados asociados con la presencia de China en los mercados de capitales de Estados Unidos probablemente representará la próxima gran fase en la relación económica bilateral”, comentó.

Uno de los argumentos más extremos para aislar a China del capital estadounidense, promovido por Navarro y asesores externos como Steve Bannon, es que las inversiones de EU en empresas chinas o en los intercambios con el Gobierno de Xi Jiping significan que los estadounidenses están dando apoyo financiero al Partido Comunista chino sin darse cuenta.

En este tema, Trump también tendría el apoyo de defensores de línea dura, como Bannon, su ex consejero y el administrador de fondos de cobertura Kyle Bass. Ambos lideran el Comité sobre China. Es un grupo que aboga por el desacoplamiento económico total como una forma de garantizar la seguridad nacional de Estados Unidos .

En una reciente “sesión informativa sobre amenazas”, que es cómo el grupo titula sus reuniones, Bannon declaró que el financiamiento estadounidense ha ayudado a estimular las ambiciones económicas y los avances tecnológicos de China.

“El ‘Frankenstein’ que tenemos que destruir es creado por Occidente. Es creado por nuestro capital “, puntualizó Bannon en la sesión informativa del 12 de septiembre.

Imperio de la ley
Si bien algunos funcionarios de la administración consideran que estos pasos le dan a una mayor influencia a Estados Unidos en las negociaciones comerciales, otros están trabajando duro para garantizar que los dos se mantengan separados.

Al mismo tiempo, la administración duda en avanzar en esto por temor a que la ya frágil relación económica entre Beijing y Washington pueda colapsar.

En particular, los funcionarios del Departamento del Tesoro y el Consejo Económico Nacional desconfían de cómo cualquier acción podría asustar a los inversores y están tratando de señalar a las partes interesadas relevantes que se puede confiar en el Estado de Derecho.

Esos funcionarios querrían enmarcar cualquier movimiento como tomar medidas contra los involucrados que persisten en el incumplimiento de las leyes estadounidenses.

El Consejo Nacional Económico todavía está trabajando en un análisis del impacto potencial de cualquier movimiento dirigido a los flujos financieros; justo cuando eso podría completarse no está claro.

El ex subsecretario del Tesoro para asuntos internacionales, Nathan Sheets, señaló que tomar medidas para eliminar las compañías chinas o desviar dólares estadounidenses de ciertas empresas sería “un gran problema” para los mercados y la relación bilateral.

“Ambos serían muy perjudiciales. Por orden de una especie de anuncio de Huawei “, agregó, refiriéndose a la lista negra de la administración Trump del mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones de China.

Defensa
Rubio, quien patrocinó la llamada ‘Ley EQUITATIVA’, es el mayor defensor de tales esfuerzos y sus comentarios públicos reflejan en gran medida lo que la Casa Blanca está discutiendo. El senador aplaudió el trabajo de la administración estadounidense sobre el tema.

“Esta administración merece crédito por sus esfuerzos para hacer frente a la amenaza que el Gobierno chino y el Partido Comunista representan para la seguridad nacional y económica de Estados Unidos, incluida la forma en que Beijing aprovecha su acceso a los mercados de capitales estadounidenses con fines depredadores”, mencionó Rubio en un comunicado.

Fuente: El Financiero

Leave a reply