domingo, septiembre 15

En Valladolid dos grupos se pelean parcelas de ejido

0
130

VALLADOLID.— La posesión de varias parcelas en el polígono de Zaciabil, ejido de esta ciudad, ocasiona enfrentamientos entre grupos.

Lo anterior se puso en evidencia el domingo pasado, cuando unos 250 campesinos acudieron a limpiar uno de los cuatro cenotes pero les salió al paso Rodolfo May Dzib con una escopeta en mano que estuvo a punto de disparar, pero fue detenido, golpeado y entregado a la Policía Municipal, y luego turnado a la Fiscalía.

Sin embargo, el conflicto entre grupos es cada vez más complicado pues ya empezaron a intervenir los excomisarios José Matilde Cervera Dzul y Leonardo Pech Un, a cuyos miembros de sus respectivas excomitivas se les señala por la actual como los responsables de haber cedido indebidamente los terrenos del Zaciabil, incluyendo los cenotes.

El domingo pasado los ejidatarios estaban preocupados porque les dijeron que la Policía Municipal no quería turnar a May Dzib, al parecer porque es familiar del secretario de la Comuna Ramón May Tuz, pero luego de presionar finalmente se lo llevaron a la Fiscalía.

Según trascendió, ayer martes recuperaría su libertad porque en su detención no hubo flagrancia.

Enfrentamientos
Sin embargo, el problema puede ser más grave, pues en cualquier momento se pueden originar enfrentamientos debido a que por un lado el grupo del actual comisario, Adriano Uitzil Kumul, pretende recuperar las parcelas de Zaciabil, donde hay cuatro cenotes.

Por otro lado, el grupo de los excomisarios Cervera Dzul y Pech Un las quieren defender debido a que fueron ellos los que se adueñaron de manera ilegal de los terrenos, según la actual directiva, y se los cedieron a la gente que quisieron.

Florentino Dzib Nájera, secretario de la directiva del comisariado ejidal, manifestó que el exsecretario David Cupul Pool fue quien vendió de manera directa la parcela 509, donde se encuentra un cenote, al exasesor legal Rafael Acosta Solís.

Del mismo modo, intentó vender otra parcela marcada con el número 245, donde hay otro cenote, pero la operación no se logró concretar.

Aseguró que la intención del nuevo comisario y su comitiva es recuperar esos espacios debido a que la adjudicación que se hicieron fue ilegal, pues no se cuenta con el acta correspondiente de la asamblea.

En un escrito relatan que además el exasesor Acosta Solís tiene en su poder varias parcelas que puso a nombre de su esposa, Elena del Rosario Castillo Castillo y de su suegra, Amelia Alicia Castillo Alarcón, a quienes “convirtió en ejidatarias”.

Fuente. Diario de Yucatán

Comments are closed.