domingo, noviembre 17

En Yucatán, la violencia contra la mujer va en aumento

0
187

Según datos del Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal, EN YUCATÁN, CADA DÍA 3 MUJERES SON VÍCTIMAS DE VIOLENCIA EN SUS HOGARES.

Dichos casos, además de que muestran una terrible realidad de violencia reiterada contra las mujeres, evidencian que los ataques han ocurrido en el ámbito cercano o íntimo de dichas mujeres, pues han sido, en la mayoría de las veces, sus propios familiares o parejas sentimentales quienes han abusado de ellas.

El peligro para nuestras mujeres se encuentra en casa.

Recientemente, y a través de diversos medios, hemos tenido noticia de agresiones a muchas mujeres en el estado; agresiones que van desde ataques verbales y psicológicos hasta los golpes, las palizas y el homicidio.

Pareciera, que el problema de la violencia contra las mujeres en Yucatán es reciente, sin embargo, el problema es de años atrás y no sólo ha permanecido, sino que ha ido en aumento.

Veamos esto:

Según datos de la Secretaría de Salud Federal, en Yucatán, las mujeres atendidas en centros de salud públicos por casos de violencia intrafamiliar han sido los siguientes:

En 2014 se atendieron a 1,980 mujeres golpeadas; en 2015 fueron 1,760; en 2016 fueron 1,454; en 2017 fueron 1,522, y en lo que va de 2018 se ha atendido a 953 mujeres.

En lo que respecta a homicidios y feminicidios, según datos proporcionados por la Secretaria de Gobierno del ejecutivo anterior, durante 2017 se cometieron 46 homicidios de mujeres, de los cuales 9 fueron feminicidios; y en lo que va de 2018 se han cometido 42 homicidios de mujeres, de los cuales 4 han sido feminicidios.

Esa terrible realidad de las mujeres en Yucatán no es privativa de un solo municipio, sino que los ataques igual se dan Mérida que en el interior del estado. Según datos del Colectivo Mujeres sin Maquillaje, “los municipios donde con mayor frecuencia se presentan las agresiones a mujeres víctimas de violencia de género son en las comunidades del sur, oriente y en el cinturón metropolitano que rodea a la capital yucateca.”

Si precisamos los feminicidios ocurridos en lo que va de este año en el estado tenemos, hasta ahora:

El 28 de enero una mesera fue asesinada por un taxista en el tramo carretero Maxcanú- Halachó.

El 26 de marzo, después de fuerte discusión un hombre ahorcó a su pareja en una casa de la colonia Dolores Otero de esta capital.

El 20 de agosto, en un caso terrible, un sujeto drogado violó y asesinó a una niña de seis años en Tahdziú y luego la arrojó a un pozo.

El 22 de agosto, un sujeto asesinó a su pareja sentimental en el Fraccionamiento Pedregales II CTM, en el municipio de Kanasín.

El 4 de octubre, un sujeto estranguló y dio muerte a una chica de 16 años, su antigua compañera.

Aunado a lo anterior, son de todos nosotros conocidos los casos recientes de violencia contra una mujer: el de la joven que fue brutalmente atacada y lastimada por un sujeto karateca; y el de la agresión de hace unos días donde otra joven mujer que fue apaleada y arrastrada por su pareja, en el norte de esta ciudad

MIENTRAS TODAS ESAS MUJERES FUERON ATACADAS se desarrollaba ante INMUJERES un fallido intento por lograr que en Yucatán se declarara la Alerta de Violencia de Género.

Así, luego de más de un año de trabajos realizados de acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y su Reglamento, en los que intervinieron autoridades federales y estatales, académicos e integrantes de la sociedad civil, y luego de varias juntas de trabajo y de diversos informes, la Secretaría de Gobernación Federal declaró improcedente aplicar en Yucatán la Alerta de Género.

Compañeros diputados, es evidente que algo no se ha hecho bien. La cruda realidad de los datos, así como las evidencias de sufrimiento por parte de muchas mujeres en nuestro estado lo confirman.

Por más que alguien quisiera justificar, es claro que no hemos encontrado la fórmula para garantizar a las mujeres su derecho a disfrutar de una vida libre de violencia. También es claro que este problema no puede, ni debe ser enfrentado sólo por las autoridades, sino que todos, sociedad y gobierno debemos coadyuvar para acabar con este flagelo social.

Corresponde a este Poder, revisar la normatividad vigente, adecuarla y mejorarla para que sirva de base para la detección, prevención, atención, erradicación y castigo de actos de violencia de género en contra las mujeres. Así mismo, nos corresponde ser receptores del sentir social respecto del tema, para, en un ejercicio de gobernanza proponer mejores alternativas legislativas.

De igual forma, el Poder Judicial y la Fiscalía estatal deberán garantizar el acceso a la justicia a todas las mujeres víctimas de violencia, así como de proporcionarles la justicia a la que tiene derecho.

Al Poder Ejecutivo estatal, responsable de garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia corresponderá, con la urgencia del caso, definir estrategias integrales para atacar el problema, establecer objetivos precisos, así como dictar políticas públicas que transversalicen funciones de las diversidad dependencias a su cargo.

Compañeros diputados, el problema es serio y urgente. Pongamos manos a la obra.

Por lo anteriormente expuesto, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 35 fracción I y 36 de la Constitución Política del Estado de Yucatán; 16, 18 y 22 fracción VII, de la Ley de Gobierno del Poder Legislativo; 70 fracción II y 87 del Reglamento de la Ley de Gobierno del Poder Legislativo del Estado de Yucatán, someto a la consideración del pleno de esta Soberanía la siguiente propuesta de:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- Se exhorta al titular del Poder Ejecutivo estatal para que en ámbito de sus atribuciones dicte medidas urgentes para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia en el estado.

SEGUNDO.- Se exhorta al titular del Poder Ejecutivo estatal para que gire instrucciones a los titulares de la Secretarías de Salud, Educación y de la Mujer, para que en el ámbito de sus atribuciones definan estrategias y realicen funciones transversales que tiendan a prevenir la violencia contra las mujeres en el estado.

TERCERO.- Se exhorta al titular del Poder Ejecutivo estatal para que el Plan Estatal de Desarrollo 2018- 2024 proponga estrategias, objetivos, planes y políticas públicas efectivas tendientes a promover la cultura del respeto al derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, y a prevenir las violaciones a dicho derecho.

De conformidad con lo establecido en el artículo 84 del Reglamento de la Ley de Gobierno del Poder Legislativo del Estado de Yucatán, solicito a la Presidencia consulte al Pleno de este Congreso si dispensa el trámite de lectura del presente Punto de Acuerdo, para que sea discutido y votado en este momento.

DIPUTADA

MARÍA DE LOS MILAGROS ROMERO BASTARRECHA

Fuente: Yucatán a la Mano

Comments are closed.