miércoles, junio 3

“Enemigos” se funden en un abrazo

0
254

Tras acusarse mutuamente de “bandidos”, el alcalde Eliseo Fernández y el líder sindical Manuel Bonilla Carrillo hicieron “las paces” / Actividades en el Ayuntamiento regresan a la normalidad

CAMPECHE, Cam., 13 de febrero.- Tras el abrazo efusivo del Alcalde Eliseo Fernández Montúfar al dirigente sindical Manuel Bonilla Carrillo, a quien tildaba de “bandido” y que por tal razón no se reunió con él durante la huelga, ayer reiniciaron las labores con la promesa de que “las cosas van a cambiar para bien”.

Tras la firma del convenio, los trabajadores de confianza del Alcalde se dedicaron a la limpieza del Palacio Municipal, en donde se concentró el dirigente sindical y también hizo su aparición el Alcalde campechano para estrecharse la mano y fundirse en abrazo con Bonilla y externar que “no tengo nada contra ti”, además de expresar que se autorizó el incremento salarial del 2 por ciento directo al salario y uno por ciento a las prestaciones.

Ayer se desarrollaron las actividades de manera normal en todas las áreas, pues los empleados, tanto sindicalizados, de confianza y eventuales, ingresaron a su centro laboral sin ningún contratiempo.

En Palacio Municipal se normalizó la situación, tras la limpieza que se hizo en las banquetas donde habían instalado su campamento los huelguistas, también el movimiento de entrada y salida de ciudadanos que acuden a realizar sus trámites así como de personas que ingresan por diversas causas.

Sobre todo en Palacio Federal, donde se ubican las oficinas de Desarrollo Urbano y Catastro, en donde por temporadas el movimiento de ciudadanos es notorio por los diversos documentos y permisos que expiden estas direcciones municipales.

La tranquilidad prevaleció en los 14 puntos como en toda la administración municipal, sin que se alterara el orden.

Por la tarde, Bonilla Carrillo acudió a una reunión en las instalaciones del Sindicato de los Tres Poderes y en donde reconoció que se había vuelto un poquito difícil el movimiento, sin embargo, tras aprobar que sea el representante de la Federación de Sindicatos de Estados y Municipios que se sentará a dialogar con el primer edil, se consiguió el convenio para levantar la huelga.

Tras leer los cuatro puntos del convenio, que publicamos en la edición de hoy con lo que cesó el movimiento, reveló que en el caso de los nueve trabajadores despedidos del rastro se ofreció que mensualmente se irían reinstalando a dos empleados.

Y explicó que serán de dos en dos, porque se debe cubrir el aguinaldo, las prestaciones y los salarios caídos de estos trabajadores, por lo que la Comuna planteó este esquema para poder ir cubriendo los adeudos.

Finalmente dijo seguirá siendo el secretario general del sindicato y ante la mesa de diálogo que sostendrán ante la mediación del Isaís Mayoral con el Alcalde campechano aseguró que “a partir de ahora las cosas ya van a cambiar para bien”.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.