sábado, febrero 27

Enfrentamiento por retén

0
416

 

Exigen y logran su reinstalación en una comisaría

DZONOT AKÉ, comisaría de Tizimín.— En medio de la contingencia sanitaria que se vive por la pandemia del coronavirus, pobladores de esta comisaría se inconformaron y manifestaron contra el comisario municipal para que reactivara el filtro sanitario que se había desintegrado.

El lío se registró la noche del domingo cuando más de 100 personas se congregaron frente a la casa del comisario Benito Puc Uuh, a quien le exigieron una explicación de por qué se había retirado un retén.

Los manifestantes incluso amenazaron con destituir al comisario si no se reactivaba el filtro, pues al estar libre el acceso se ponía en riesgo a las familias del poblado con la llegada de personas provenientes del estado de Quintana Roo.

Por un momento los ánimos se caldearon al grado de intentar sacar a todas las personas que días antes habían ingresado al pueblo tras haber llegado de Cancún y Playa del Carmen.

Los quejosos dijeron que era responsabilidad de la Policía Municipal estar a cargo de los filtros y no de la misma gente, sin embargo el comisario les dijo que eso era imposible y que por esa razón se retiró el retén pues nadie quería hacer guardia.

Luego de las confrontaciones se tomaron acuerdos y se elaboró una lista de las personas que estarían al frente del retén.

Según explicó el comisario, por horarios y por días se harán guardias de a cuatro personas y quedará prohibido el acceso a quien venga de Quintana Roo.

Señaló que apenas tiene una semana que se puso el filtro y durante los primeros días no se registraron problemas pues cada quien cumplía con su horario, sin embargo los responsables comenzaron a faltar dejando a unos cuantos a cargo del retén por lo que optaron por retirarlo.

Tras el enfrentamiento del domingo, a las 11 de la noche se volvió a colocar el retén y ahora estará integrado incluso por mujeres que se turnarán en la semana.

El comisario se presentó ayer en el Palacio Municipal donde le entregaron cubrebocas para el personal que cuidará de los retenes así como gel antibacterial.

Sin embargo explica que las indicaciones son de evitar el paso a los que lleguen de Quintana Roo pues hay personas que se fueron a trabajar ahí y ahora con la contingencia quieren regresar y es el temor de las personas pues hasta ahora no hay ningún caso en la comunidad.

Incluso dice que hay psicosis pues un par de semanas antes de poner el retén ya habían entrado personas que llegaron de Cancún y Playa del Carmen y lo único que se ha pedido es que permanezcan encerrados pues el mismo médico de la comisaría dice que hay que esperar si en los próximos días no se desarrolla la enfermedad.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply