miércoles, septiembre 30

Entran a casa hasta 400 mil bacterias en las suelas de los zapatos: Estudio

0
2775

El calzado es una de las principales vías de suciedad y contaminación en el hogar debido a que está en contacto con la tierra, gérmenes y hasta materia fecal

Tiene usted idea de ¿cuántas bacterias metemos a nuestras casas por las suelas de nuestros zapatos?

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Arizona, las suelas acumulan hasta 400 mil bacterias que atacan al organismo cuando no tiene suficientes anticuerpos.

Bacterias que normalmente habitan en el intestino como Escherichia Coli, puede salir y causar infecciones en el tracto urinario y también causar infecciones en heridas, o inclusive dependiendo del estado de salud de la persona puede avanzar y causar enfermedades no intestinales. En niños recién nacidos, puede llegar a causar hasta meningitis“, apuntó Ángel Manjarrez Hernández, de la Unidad Periférica Patogénesis Bacteriana de la UNAM.

Pese a que las probabilidades de infección por bacterias provenientes de los zapatos, son mínimas, se recomienda evitar riesgos.

Quitarse el calzado antes de entrar a casa, tal como lo realizan los japoneses, se considera una buena práctica de higiene.

Además, se interpreta como un signo de respeto por el espacio privado. También se considera un buen hábito para la salud.

Nosotros hacemos la vida en el piso, nos sentamos en el piso, nos dormimos en el piso poniendo colchonetas, entonces para no meter esa sociedad a la casa o al Templo entonces quitamos zapatos”, expuso Kazuko Hozumi, del Instituto Cultural Mexicano Japonés.

Esta costumbre prevalece en prácticamente la totalidad del continente asiático, a los que hay que sumar toda Europa oriental, incluyendo Alemania y los países musulmanes -de Mauritania a Somalia- donde el simbolismo religioso cobra especial relevancia.

Recordamos que Cristo en la última cena se levanta y hace que los discípulos se quiten la sandalias para lavarles los pies como un signo de purificación y como signo también de amor, porque quién es capaz de lavar los pies a otra persona, cuando precisamente por su caminar, por la suciedad, los pies es lo que más se ensucia y a veces lo que más huele mal, también en el aspecto religioso es al niño Jesús y a Jesucristo casi siempre se le representa, o bien descalzos, o bien con un huarachito sencillo, en señal de humildad”, comentó el padre Jesús Aguiar, subdirector de Radio y Televisión del Arzobispado de México.

Por otro lado, el islamismo es la religión de la higiene, y para ellos el lavado del cuerpo simboliza la purificación del alma. Incluso, El Corán dice que “la higiene es parte de la fe”, y por eso los musulmanes se quitan los zapatos antes de entrar en las mezquitas, puesto que las suelas representan la suciedad del exterior.

Con ese gesto intentan mostrar respeto hacia el lugar y hacia los otros fieles que, generalmente, se sientan sobre el suelo.

Fuente: Noticieros Televisa

Leave a reply