domingo, diciembre 5

Entrenaron un robot que se adapta a caminar en diferentes superficies evitando tropiezos

0
114

El trabajo fue desarrollado por investigadores de la Facultad de Ciencias de la Computación de la Universidad Carnegie Mellon y la Universidad de California junto con el equipo de investigación de inteligencia artificial de Facebook

Se difundió un video donde se puede ver a un robot cuadrúpedo desarrollado por la startup Unitree moverse con habilidad en diferente superficies: dese un suelo cubierto por un plástico resbaladizo hasta la arena, pasando por un sendero con escaleras y una obra en construcción.

Cabe señalar, desarrollado por la compañía china Unitree hace poco fue noticia porque se difundió un modelo que “hace running” y puede acompañar al usuario mientras realiza entrena o sale a andar en bicicleta.

El clip es el resultado de un trabajo realizado por la Facultad de Ciencias de la Computación de la Universidad Carnegie Mellon y la Universidad de California, Berkeley, junto con el equipo de investigación de inteligencia artificial de Facebook que implicó diseñar un entrenamiento para que el robot pudiera ajustar la forma en que se desplaza mientras se mueve en diferentes entornos.

El robot no tiene visión por computadora y aprendió a adaptarse rápidamente a través de prueba y error, gracias a la información que recopila y procesa del entorno en el que se encuentra. Así es como se puede ver en el video que el robot se desplaza sin inconvenientes ante diferentes adversidades como puede ser una superficie rocosa, resbaladiza o un pequeño traspié en un hoyo en el suelo.

Los investigadores utilizaron una combinación de dos técnicas para el entrenamiento: por un lado entrenaron al robot controlado por IA en una simulación por computadora, exponiendo la máquina a una variedad de superficies y condiciones antes de hacer las pruebas en el mundo real.

Este avance de la inteligencia artificial fue denominado como Adaptación Rápida del Motor, y los especialistas indican que es el primer sistema totalmente basado en el aprendizaje que permite que un robot con patas se adapte a su entorno desde cero explorando e interactuando con el mundo.

El robot fue capaz de caminar sobre diferentes superficies sin caerse y además tuvo éxito en el 70% de las pruebas en las que hubo que bajar escaleras en una ruta de senderismo. No se cayó en el 80% de las pruebas que lo hicieron caminar a través de una pila de cemento y otros obstáculos.

Lo más interesante de este tipo de entrenamientos es que permitiría mejorar el rendimiento de los sistemas automatizados con el fin de que puedan ser utilizados en misiones de búsqueda y rescate.

También ayudaría a que los robots optimicen su rendimiento en el desarrollo de tareas domésticas en el hogar donde, de por sí, pueden verse ante diferentes obstáculos y superficies irregular o con diferentes texturas.

El equipo simplemente presentará esta investigación en la conferencia Robotics: Science & Systems. Se trata de un primer paso en esta dirección y continuará con una gran cantidad de pruebas e investigaciones para seguir avanzando en esta línea.

La robótica viene avanzando a pasos agigantados con el objetivo de que las máquinas adquieran más habilidades así como para que refinen algunas que ya tienen. En este sentido, hace apenas unas semanas el Instituto de Investigación de Toyota (TRI, por sus siglas en inglés) presentó nuevas capacidades robóticas destinadas a resolver tareas complejas en entornos domésticos.

Se logró entrenar a los robots para comprender y operar en situaciones complicadas que confunden a la mayoría de los otros sistemas inteligentes, como puede ser el reconocimiento y la manipulación de superficies transparentes, en diferentes circunstancias.

También sorprendió el desarrollo de una espuma inteligente dar dotar de tacto a los robots. Investigadores de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) crearon AiFoam, un material tipo esponja que se repara por sí sola y que les permite a las máquinas percibir objetos cercanos.

Esta tecnología podría resultar de utilidad, por ejemplo, en el caso de los robots que se encargan de tareas de limpieza o de servir productos. Al tener la habilidad de percibir la presencia humana y deducir sus próximos movimiento, entonces podrán reaccionar con mayor rapidez, moverse con más habilidad y, por lo tanto, evitar chocarse con otros dispositivos o personas.

Fuente: Infobae

Leave a reply