lunes, julio 22

Escala crisis en Hong Kong con disturbios en Parlamento

0
297

Cientos de manifestantes antigubernamentales irrumpen por la fuerza en la sede de la Asamblea Legislativa y provocan destrozos; la policía ha sido rebasada

Cientos de manifestantes irrumpieron por la fuerza en la sede de la Asamblea Legislativa de Hong Kong, superando el despliegue de agentes de la policía, que han optado por retirarse ante el empuje de la movilización, durante una gran manifestación por el 22º aniversario de la retrocesión a China, informa el diario local ‘South China Morning Post’,

El rotativo indica que, tras varias horas de asedio, cientos de manifestantes lograron acceder por la fuerza a la Asamblea Legislativa protegidos por escudos de fabricación casera, cascos amarillos y paraguas.

Varios manifestantes rompieron un proyector de video y otros destrozaron una pantalla con una barra de metal.

Los policías desplegados para proteger la Asamblea han optado por retirarse.

Varios manifestantes entraron en la biblioteca de la Asamblea Legislativa rompiendo las puertas de cristal que dan acceso a esa instalación.

La policía, equipada con cascos y escudos, respondió inicialmente a los manifestantes -algunos de los cuales lanzaban huevos- con gases lacrimógenos, gas pimienta y un despliegue de efectivos antidisturbios dentro del edificio, foco de las manifestaciones de las últimas semanas contra un proyecto de ley del gobierno para autorizar las extradiciones a China continental.

Las manifestaciones reflejan el temor de los habitantes de Hong Kong ante la creciente influencia del gobierno de China con la ayuda de líderes del mundo de las finanzas en la ciudad.

Cuando escuché que había enfrentamientos afuera (del parlamento) realmente me preocupé”, declaró Amy Siu, una contadora de 37 años que participa en la manifestación.

Me preocupo por la seguridad de esos jóvenes. Espero que sean racionales”, agregó.

No acuso a los jóvenes, acuso al gobierno”, señaló un manifestante de 80 años que se identificó solo con su apellido, Yeung.

En la madrugada del lunes, grupos de jóvenes encapuchados ocuparon y bloquearon las tres principales arterias de Hong Kong con barreras metálicas.

En las calles adyacentes, Sam Mu, un artista, enarbolaba banderas negras.

Es el símbolo de la caída de nuestra ciudad”, afirmó. ”

Las libertades de nuestra ciudad menguan. Nos dirigimos hacia el autoritarismo”, declaró.

Poco antes de la tradicional ceremonia de izamiento de las banderas de China y Hong Kong por el aniversario de la retrocesión del 1 de julio de 1997, la policía cargó contra los manifestantes. Al menos un manifestante estaba sangrando por la cabeza, constató un periodista.

EROSIÓN DE LAS LIBERTADES

El movimiento, que nació del rechazo al proyecto de ley sobre extradiciones, fue ganando fuerza hasta denunciar también la acción del gobierno local, en el que muchos hongkoneses dejaron de confiar al percibir que ha permitido, o incluso favorecido, que Pekín erosione sus libertades.

Aunque Hong Kong fue transferida de Reino Unido a China en 1997, el territorio aún es administrado bajo un acuerdo conocido como ‘un país, dos sistemas’.

Así, los habitantes del territorio disfrutan de derechos raramente vistos en la China continental, pero muchos sienten que lentamente el gigante asiático va superando el acuerdo.

En cada aniversario de la retrocesión, los activistas locales organizan enormes manifestaciones para reclamar sus exigencias democráticas, incluyendo la posibilidad de elegir a un Ejecutivo local por sufragio universal.

En años recientes fueron capaces de movilizar enormes multitudes -incluyendo una ocupación de dos meses en 2014- pero, sin embargo, no lograron concesiones de importancia por parte de Pekín.

Las protestas de este año, no obstante, tienen lugar después de tres semanas de manifestaciones contra el polémico proyecto de ley, que permitiría la extradición de detenidos en Hong Kong para que sean procesados por la justicia de China continental.

Los manifestantes también exigen la dimisión de la jefa del gobierno local, Carrie Lam, y que se abandonen los procesos contra las personas detenidas en las protestas de las últimas semanas.

Debido a la magnitud de la insatisfacción popular, Carrie Lam decidió suspender temporalmente el tratamiento del controvertido texto.

DESOBEDIENCIA CIVIL

Los activistas, jóvenes estudiantes en su mayoría, prometieron continuar con su campaña de desobediencia civil.

Pase lo que pase, no perderemos el ánimo”, declaró Jason Chan, un contable de 22 años.

La resistencia no es una cuestión de un día, es a largo plazo”, consideró.

La manifestación de este lunes seguirá el mismo recorrido que en años precedentes, hasta el Parlamento local.

En paralelo, manifestantes pro-Pekín también se congregarán en el mismo punto de salida, por lo que se teme que se produzcan altercados.

El domingo, decenas de miles de simpatizantes del gobierno se manifestaron para apoyar a la policía, en una muestra de la brecha creciente que divide a la sociedad hongkonesa.

Fuente: Excelsior

Leave a reply