domingo, agosto 18

“Esfuerzos en seguridad han sido insuficientes”, reconoce gobernador de Quintana Roo

0
68

CHETUMAL (proceso.com.mx). – El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González reconoció, en el marco de una maratónica jornada de cinco horas con motivo de su segundo informe de gobierno, en la que volvió a arremeter contra sus antecesores, que no ha obtenido los resultados esperados por los ciudadanos en el combate a la delincuencia.

“Estoy consciente que los esfuerzos en seguridad han sido insuficientes y los resultados no están a la altura de las expectativas ciudadanas”, dijo en un mensaje ante invitados en el en el Centro Internacional de Negocios y Convenciones (CINC) de Chetumal, después de entregar su segundo informe en el Congreso del estado.

Sin dar mayores precisiones, aseguró que “el combate contra la impunidad y la corrupción ha tenido alto costo, principalmente en la seguridad de los ciudadanos”.

En el Congreso del estado, anunció que su gobierno ha iniciado “la instalación en Cancún de más de dos mil cámaras modernas que permitirán vigilar mejor la ciudad y la instrumentación de un moderno centro de comunicación”.

Tambien destacó que inició la implementación del “Modelo de Prevención Quintana Roo”, la que definió como “una actividad eficaz por su fuerza colectiva ciudadana que da vida institucional”.

Sin embargo, en su mensaje ante el Congreso, no precisó estadísticas sobre la delincuencia en el estado.

El gobernador justificó la derrota que sufrió “Por México al Frente”, en los pasados comicios concurrentes en los que no logró siquiera retener al menos alguno de los tres municipios -Othón P. Blanco (Chetumal), Solidaridad (Playa del Carmen) y Cozumel- ganados apenas dos años antes.

“Transcurrió un proceso electoral, sin denuncia alguna de acarreo de gente de otros estados, sin denuncia alguna de votos comprados, sin haber existido tampoco denuncia alguna de manipulación de resultados o encontrado bodegas llenas de láminas o despensas para ser repartidas al mejor postor. Ganó quien tenía que ganar y así lo decidió el ciudadano”, dijo.

Acompañado de un grupo de gobernadores, entre ellos Manuel Velasco de Chiapas, volvió a arremeter contra sus antecesores Félix González Canto y Roberto Borge a los que acusó, sin mencionar sus nombres: “la esperanza, la confianza y la dignidad institucional que fue secuestrada”, afirmó.

Y remachó:

“Por mí parte siempre estaré abierto a la crítica, a corregir los errores y caminar junto a la gente para trabajar todos los días, como me lo inculcaron mis padres, para progresar, no para regresar a las viejas costumbres y malos hábitos de una política autoritaria e intolerante”.

Al abundar sobre la anterior administración estatal, indicó que en los procesos por la venta de terrenos a precios subvaluados, se tienen embargados 223 predios y se han recuperado 16 de ellos con una superficie de 12 mil 767 metros cuadrados, además de 51 millones 300 mil pesos en efectivo.

En total, precisó, “se ha vinculado a proceso a 23 imputados y a la fecha se tienen dos sentencias acusatorias en contra de dos exfuncionarios públicos”.

Acompañado también por Arturo Abreu, próximo coordinador de Programas Federales, anunció “grandes proyectos para los próximos cuatro años”, entre los que destacó “terminar el parque Cancún, la construcción del puente vehicular Nichupté́ y del puente Bojórquez”, además de sumarse a la construcción del Tren Maya.

Tras la maratónica jornada, el gobernador encabezó una comida con sus invitados.

Fuente: Proceso

Comments are closed.