martes, febrero 25

Esperan que el servicio de hospedaje residencial sea regulado

0
335

Hoteleros de Cancún, Puerto Morelos y la Riviera Maya, donde se concentra la mayor infraestructura hotelera del estado, empujan con todo ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Congreso de la Unión, propuestas e iniciativas para que el servicio de hospedaje residencial quede perfectamente regulado en los tres órdenes de gobierno y en un apartado específico que obligue al prestador de este servicio a garantizar la seguridad de los turistas y a pagar los impuestos que le corresponden para que se designen a acciones de promoción y de dotación de infraestructura turística.

Este tipo de hospedaje ya genera hoy en día fraude electrónico con turismo que alquila un cuarto que no tiene nada que ver con lo que se está mostrando en la foto, y esto es en detrimento del destino.

Roberto Cintrón, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, así como Carlos Gosselin, presidente honorario de la hotelería en Puerto Morelos y ahora Conrad Bergwerf, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, aseguran que desde hace más de un año se ha venido trabajando con la Secretaría de Turismo y ahora con la Secretaría de Hacienda para que se genere una regulación a este tipo de hospedaje que se aprovecha de la hotelería establecida para hacer negocio.

No se trata de prohibir, sino de regular y en ello se busca que este tipo de hospedaje que se ofrece en residencias o vivienda habitacional cumpla con las disposiciones oficiales, pague sus impuestos en sus tres órdenes de gobierno y sobre todo cumpla con los lineamientos de seguridad.

Manuel Paredes, director de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, señaló que en las oficinas centrales de la asociación se están recibiendo un promedio de cinco a diez llamadas por semana relacionadas con turismo que adquiere un servicio de hospedaje de alguna plataforma y que cuando llega al destino no es lo que le ofrecieron.

Ellos llaman a la asociación pensando que se tiene alguna relación directa con este tipo de hospedaje, pero la realidad es que lo mucho que se puede hacer es remitir al turista a la Profeco, aunque finalmente se aclara que esta ya es una competencia federal por el delito de fraude, y en ello, el turista es quien se ve afectado.

En el caso de la Riviera Maya, Conrad Bergwerf consideró que son más de 12 mil cuartos residenciales que operan con este tipo de servicio, por lo que se ha venido impulsando iniciativas para que se regularicen las rentas vacacionales, que se les otorgue un permiso y que cumplan con todos los estándares como seguros y anuencias de protección civil, para que el turista tenga la plena seguridad que no le va a pasar nada como el incidente que se reportó el año anterior donde cuatro turistas murieron por falta de detectores de gas.

En el caso de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón, aseguró que este tipo de servicio requiere de una regulación, enfocada sobre todo al tema de seguridad, pero también recaudatorio en un piso más parejo con los negocios establecidos.

Los gobiernos, ha dicho, tienen la posibilidad de tener recursos directos de pago de licencias y derechos con este tipo de servicio para que se sostenga la promoción y para resolver muchos de los temas de infraestructura y seguridad que se tienen.

Esta ampliación de base tributaria le permitiría a los gobiernos contar con mayores recursos, y así se ha planteado en los distintos encuentros que se han sostenido en las Cámaras y con autoridades.

Es importante, coinciden todos, tener y afinar un marco legal para este tipo de hospedaje que se está dando en la tendencia internacional, y esto no es privativo de México, se está haciendo en muchas partes del mundo precisamente para garantizar la seguridad de sus visitantes.

Fuente: PorEsto

Leave a reply