jueves, enero 21

Esperan un fallo judicial

0
335

 

Continúa la lucha por una granja en San Antonio Chel

Esta semana vence el plazo para que las autoridades informen del resultado de sus inspecciones a la granja de San Antonio Chel al juzgado federal, informó el abogado Carlos Escoffié Duarte, asesor de esa comunidad.

“A la fecha, el Ayuntamiento de Hunucmá sigue sin pronunciarse sobre el conflicto, ya se dio por un hecho que el municipio no ha dado los permisos. En Conagua sí se determinó que había falta de permisos y el único que acreditó estaba en trámite, pero era para el baño de los empleados, no para el funcionamiento de la granja. No había ningún tipo de permisos más ante la Conagua”, indicó.

Recordó que el mes pasado hubo una inspección a la granja y los encargados expusieron al juez federal los permisos con los que contaban, pero no pudieron acreditar ninguno de la Conagua y la Secretaría de Desarrollo Sustentable relacionada con la protección del ambiente y manto freático.

Permiso

Solo acreditaron un permiso de 2016 y que pagaron el derecho de 2017 y 2018 pero para que inicien el trámite, no quiere decir que hayan obtenido los permisos.

Escoffié Duarte insistió de que a la granja le faltan varios permisos, sobre todo lo relacionado al medio ambiente, pero más allá de si tiene o no permisos para que funcione legalmente, si los dueños de la granja bovina no consultaron a la población maya sobre ese proyecto, todos los documentos no son válidos porque al ser San Antonio Chel una comunidad indígena maya se debe de respetar los términos del convenio 169 y el Artículo 2o. de la Constitución federal, sobre el derecho que tienen las comunidades que les consulten cuando se trate de algún proyecto que esté en el pueblo.

“Las autoridades señaladas en el amparo deben de confirmar que han cumplido con la petición del juez federal y que han tomado las medidas precautorias de acuerdo a su legislación vigente para evitar la contaminación del medio ambiente y el manto freático”, señaló el litigante.

“Hasta ahora el rancho sigue funcionando. Lo último que supimos es que fue a esa comunidad personal del Indemaya, pero desconocemos si es por el caso de la granja de ganado vacuno o por otro motivo. Ojalá el Indemaya se involucre y defienda a los indígenas mayas de esta población”.

Con base a los informes que rindan las autoridades señaladas como responsables de la protección del medio ambiente y del agua, en este caso la Conagua, la SDS y el Ayuntamiento de Hunucmá, el juez federal dictará una medida cautelar que sería una suspensión definitiva contra la granja hasta que haya una sentencia final del juicio.

Fuente:  Diario de Yucatán.

Leave a reply