martes, junio 18

Esta es la razón por la que debes esperar a cepillar tus dientes si desayunaste jugo de naranja

0
1666

¡Lávate los dientes! Seguro esa frase la oías todas las mañanas después de desayunar para irte a la escuela, pero, aunque las mamás tienen la razón en casi todo, quizá en este caso no era tan acertada. Esta es la razón por la que debes esperar a cepillar tus dientes si desayunaste jugo de naranja.

Escena clásica: tú acabando de desayunar rapidísimo para irte al trabajo, te tomas el último trago de jugo de naranja (aunque debes tomar en cuenta que no es tan bueno como crees) y corres a lavarte los dientes para no llegar con aliento a chilaquiles, ¿te suena?

A la mayoría nos pasa, pues casi siempre andamos de prisa y sabemos que es importante lavarnos los dientes, más allá de por el aliento, por higiene y para cuidar su salud, sin embargo, puede que más que cuidarlos, los estés dañando.

¿Por qué debes esperar a cepillarte los dientes?

Sabemos que es importante lavarse los dientes después de cada comida, sin embargo, lo ideal es no hacerlo inmediatamente, en especial si comiste o bebiste algo ácido o picante. La razón es muy sencilla y tiene que ver con el pH de tu boca.

Así es, después de comer algo ácido, como el jugo de naranja o cualquier cítrico, el pH de tu boca se acidifica, algo que podría no ser un problema porque, gracias a su composición, tu saliva lo regula para que esa acidez no dañe el esmalte de tus dientes… A menos que te laves los dientes y ésta se vaya.

De paso, la acidez de los alimentos, vuelve más sensibles los dientes, por lo tanto, cuando los cepillas, la fricción podría dañar el esmalte y volverlos más propensos a la caries, eso sin mencionar que la pasta de dientes puede contener ingredientes ácidos, ¡doble problema! Si quieres elegir la pasta correcta, sigue estos tips.

La solución es sencilla

Lo ideal es esperar de 20 a 30 minutos después de comer, algo que podrías aplicar con cualquier alimento, pues al final comer cambia el pH de tu boca, pero es especialmente necesario en caso de alimentos ácidos y picantes.

Mientras, puedes enjuagarte la boca con agua y permitir que la saliva haga lo suyo para volver a las condiciones normales antes de cepillarte. Una buena opción es cargar con tu cepillo de dientes para llegando al trabajo lavarlos, así evitaras el mal aliento y que las bacterias se acumulen… o puedes probar estas técnicas para cuando no puedes lavarte los dientes.

Cepillarse los dientes tiene su chiste

Lo haces desde pequeña, por lo tanto, ya es automático para ti, pero ¿lo haces correctamente?

– Los dientes se “barren”, no se restriegan, pues así eliminas los restos de comida y microbios. De acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social, los dientes de abajo se cepillan hacia arriba y viceversa, mientras las muelas se hacen en forma circular.

– La lengua y la parte de atrás de los dientes, también cuentan, no olvides limpiarlos.

– Evita una sobredosis de pasta de dientes. Una gotita es suficiente, recuerda que no porque haga mucha espuma o te deje la boca fresca, significa que haya una buena limpieza.

– El tiempo correcto de cepillado es de mínimo 2 minutos, no 30 segundos.

– ¡No te olvides del hilo dental! El IMSS aconseja usarlo todas las noches antes del cepillado.

Finalmente, no olvides cambiar tu cepillo en cuanto se vea o sienta desgastado, o cada tres meses, al igual que después de estar enferma. De igual modo, agenda cita con tu dentista cada 6 meses o mínimo cada año (aquí una razón por la que es importante, más allá de las caries), y evita el cigarro y alcohol en exceso, eso aumenta tu riesgo de cáncer de boca.

¡La salud bucal de los pequeños también importa! Aprende más en el siguiente video.

Fuente: Salud180.com

Leave a reply