jueves, mayo 28

Estado Islámico reivindica autoría del tiroteo en una iglesia en Rusia

0
185

El grupo extremista Estado Islámico reclamó el lunes la autoría de un mortal ataque contra feligreses en la región rusa de Daguestán, de mayoría musulmana.

Al menos cinco personas murieron y cuatro resultaron heridas cuando un hombre abrió fuego con un rifle de caza contra la gente que salía de un servicio religioso el domingo en la iglesia ortodoxa rusa en Kizxlyar, una ciudad de Daguestán.

El agresor era un residente de la zona, según las autoridades, que detuvieron a su esposa para tomarle declaración. La policía no hizo comentarios sobre el posible motivo del ataque.

El grupo EI se atribuyó el ataque en un comunicado difundido en un sitio web afiliado a la milicia, afirmando que un combatiente musulmán había atacado un “templo cristiano” en Kizlyar. No fue posible confirmar la autenticidad del comunicado, pero el grupo EI suele utiliza ese sitio para difundir comunicados.

MATANZA EN IGLESIA DE DAGUESTÁN

El suceso tuvo lugar el domingo, por la tarde, en la localidad daguestana de Kizliar, cuando un hombre armado comenzó a disparar indiscriminadamente contra una multitud de personas que celebraban la fiesta rusa de la Másletnisa, una celebración similar al Carnaval que precede al gran ayuno ortodoxo.

El atacante, que fue abatido después por las fuerzas de seguridad, fue identificado como Jalil Jalilov, un joven de 22 años habitante de Rassvet, otra localidad de esta república rusa del Cáucaso mayoritariamente musulmana.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, también reconoció que se está tratando de determinar si el autor de los disparos junto a la iglesia de San Jorge puede pertenecer a alguna organización extremista activa en la región

“Como saben la investigación está en marcha, y se está determinando la posible afiliación del atacante. La lucha contra las organizaciones extremistas continúa en la región de forma muy consistente”, dijo Peskov a los periodistas.

El jefe de prensa de la Presidencia rusa subrayó que grupos extremistas, incluidos algunos vinculados al terrorismo internacional, sigue activos en Daguestán, una de las repúblicas musulmanas de Rusia, vecina de Chechenia.

Desde esta mañana, los habitantes de Daguestán están colocando flores junto al lugar del suceso. Cuatro de las víctimas, todas mujeres, murieron en el mismo lugar del ataque, y una quinta camino del hospital.

Leer más: Tiroteo deja seis muertos, incluido el atacante, a fuera de una iglesia en Rusia

Otras cuatro personas, entre ellas dos policías, resultaron heridas graves.

El párroco de la iglesia relató al portal RBC que el suceso tuvo lugar después de una misa, “cuando la gente empezó a salir”. “Nada más escuchar los disparos fuimos a cerrar las puertas para que (el atacante) no pudiera entrar. Llevaba un rifle y un cuchillo”, dijo el padre Pável.

Algunos medios rusos aseguran que el grupo terrorista Daesh, acrónimo en árabe del Estado Islámico (EI), ha asumido la responsabilidad del ataque, aunque no ha ofrecido pruebas.

El ayuntamiento ha anunciado que tendrá lugar el velatorio de las víctimas, que serán enterradas mañana, martes. El patriarca Kiril de la Iglesia Ortodoxa Rusa oficiará esta tarde un servicio religioso en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú en memoria de las víctimas de este ataque.

LLEVAN FLORES A IGLESIA DE MASACRE EN DAGUESTÁN

Los habitantes de Daguestán están colocando flores desde esta mañana junto a la catedral ortodoxa de la localidad de Kizliar, donde ayer murieron cinco mujeres tiroteadas por un habitante local.

“Desde primera hora de la mañana están llevando flores al lugar del suceso”, dijo un testigo citado por la agencia Ría Nóvosti. El ataque tuvo lugar ayer, domingo, por la tarde, cuando un hombre armado comenzó a disparar indiscriminadamente contra una multitud de personas que celebraban la fiesta rusa de la Másletnisa, una celebración similar al Carnaval que precede al gran ayuno ortodoxo.

La policía sigue patrullando las calles y controlando todos los vehículos que entran o salen de la localidad. El ayuntamiento ha anunciado que hoy tendrá lugar el velatorio de las víctimas, que serán enterradas mañana, martes.

El jefe de la vecina república rusa de Chechenia, Ramzán Kadírov, pidió que los cómplices del atacante que abrió el fuego contra los feligreses de Kizliar sean castigados.

“Es un criminal, delincuente, asesino y es necesario que se le aplique todo el rigor de la ley, creo que es especialmente importante descubrir quién y con qué fin le hizo coger el arma y disparar contra las personas”, escribió Kadírov en su canal de Telegram.

El líder checheno subrayó que este atentado no tiene nada que ver con el islam ni con otra religión porque “un creyente nunca atentará contra la vida de inocentes”.

Fuente: Noticieros Televisa

Comments are closed.