miércoles, abril 14

Estados demócratas acusan a administración de Trump de recortar suministros de vacunas COVID

0
202

Una nueva brecha se abrió entre funcionarios estatales y federales en Estados Unidos sobre la distribución de la vacuna contra el COVID-19, lo que agregó otra fuente de complicación a las primeras etapas del esfuerzo de inmunización en ese país.

Varios entidades de EU, incluidas California, Nueva Jersey, Oregón, Nevada y Washington, dijeron que la administración de Donald Trump redujo sus asignaciones esperadas de la vacuna Pfizer-BioNTech para la próxima semana en aproximadamente 40 por ciento sin explicación alguna.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos cuestionó que se hubieran hecho recortes.

Hubo confusión entre los números que se dieron a los estados anteriormente, que eran solo para fines de capacitación y planificación, y las asignaciones oficiales proporcionadas esta semana, señaló una portavoz de la dependencia en un correo electrónico el viernes por la tarde. El departamento está trabajando para aclarar el malentendido, según la portavoz, quien pidió no ser identificada.

El conflicto se sumó a la incertidumbre para los estados y los sistemas hospitalarios que administran las primeras dosis y planifican más en las próximas semanas. Nueva Jersey, por ejemplo, espera 53 mil 625 dosis de la inyección de Pfizer la próxima semana, aproximadamente 38 por ciento menos de lo que había planeado, subrayó la comisionada de Salud Judith Persichilli.

“No creo que tengamos una razón satisfactoria” por la cual el estado recibiría menos vacunas de las que esperaba, declaró el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, en una sesión informativa el viernes. Murphy comentó que habló con altos ejecutivos de Pfizer sobre el déficit. La respuesta de la empresa, según Murphy: “Queremos que sepa, esto no es por nosotros”.

El gobernador de California, Gavin Newsom, criticó que el estado se enteró el jueves por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU (CDC, por sus siglas en inglés) que recibiría aproximadamente 40 por ciento menos de dosis de vacuna de lo esperado en su segunda asignación de Pfizer: 233 mil 25 a partir de la próxima semana, en lugar de 393 mil. California recibió 327 mil 600 dosis de la compañía esta semana.

“Hablamos directamente con Pfizer”, indicó Newsom el viernes, en una actualización del nuevo coronavirus publicada en línea. “Afirman que tienen más vacunas, pero no están recibiendo la autorización del Gobierno federal para la distribución, por lo que ha sido un punto de frustración, fricción, para ser sincero. Ha sido expresado por muchos, muchos gobernadores en todo el país, independientemente del partido político”.

Newsom remarcó que había presionado a los funcionarios federales para obtener una explicación y que actualizaría al público cuando el estado reciba una respuesta.

Varios otros gobernadores demócratas culparon a los funcionarios federales por la confusión.

“Reducir las asignaciones para los estados, sin ninguna explicación de ningún tipo, es perturbador y desconcertante”, consideró el jueves el gobernador de Nevada, Steve Sisolak, en un comunicado. El estado ahora espera 17 mil 550 dosis, en comparación con las 30 mil 255 previstas originalmente.

Asignaciones más pequeñas
La asignación de dosis de Pfizer de Oregon para la próxima semana se redujo en 40 por ciento, dijo la gobernadora Kate Brown en un tuit el jueves por la noche. El estado de Washington había esperado más de 74 mil dosis de la inyección para la próxima semana, pero Operation Warp Speed, el programa de desarrollo de vacunas, le informó que solo llegarían 44 ml 850.

“Esta fue una decisión federal”, escribió Brown sobre el recorte de su estado en un tuit separado, agregando que estaba buscando respuestas de los CDC “sobre la confiabilidad de los datos que recibimos semana a semana a medida que Oregón construye nuestro plan de distribución de vacunas”.

Los dirigentes de Operation Warp Speed ​​han dicho que 2 millones de dosis de la inyección de Pfizer saldrán la próxima semana, por debajo de los 2.9 millones enviados esta semana.

Los asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de emergencia de una segunda vacuna desarrollada por Moderna. Los funcionarios dijeron esta semana que se podrían asignar 5.9 millones de dosis de Moderna la próxima semana.

El gobierno federal está coordinando la producción y el envío inicial de vacunas contra el nuev coronavirus. Los primeros suministros se están repartiendo entre los estados de acuerdo con la proporción de población adulta, dijeron los funcionarios de Operation Warp Speed. Luego, los estados decidirán a quién vacunar y cuándo, siguiendo las pautas generales establecidas por asesores independientes de los CDC.

Se espera que ese esfuerzo crezca en escala y complejidad en las próximas semanas.

Los gerentes de programas de inmunización en los estados y otras jurisdicciones de salud se preguntan cuándo se expandirá la producción, comentó Claire Hannan, directora ejecutiva de la Asociación de Administradores de Inmunización, un grupo profesional para líderes de programas estatales de vacunas.

“Todavía están recibiendo estas asignaciones más pequeñas”, dijo Hannan. “En algún momento esperamos que la asignación sea mayor y aumente. La gente está tratando de averiguar cuándo llegarán las vacunas porque necesitan estar preparados “.

Expectativas que cambian de un día para otro
Asimismo, los hospitales deben adaptarse a las expectativas cambiantes.

“Todos pensamos, ‘genial, al menos ya sabemos lo que estamos obteniendo’”, dijo Hilary Babcock, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Washington y BJC HealthCare en St. Louis. “Y ahora todos hemos escuchado a través de las noticias que, de hecho, la mayoría de los estados recibirán menos dosis de las que esperaban”.

Los hospitales deben programar citas con los trabajadores elegibles para la vacunación y preparar al personal para administrar las vacunas, explicó. Eso es más difícil de hacer si no se sabe cuántas dosis van a recibir.

“Todavía hay muchas cosas que son muy impredecibles”, indicó Babcock, al tiempo que señaló que está emocionada de tener una vacuna.

Antes de que la vacuna Pfizer comenzara a implementarse esta semana, los estados informaron una confusión generalizada y estimaciones que cambian con frecuencia sobre cuántas dosis deben esperar.

Durante semanas, Colorado había estado planeando recibir 56 mil 550 dosis de la inyección de Pfizer para la próxima semana. Esta semana, el estado se enteró de que los líderes de Operation Warp Speed ​​“tomaron una decisión que cambia lo que esperábamos recibir”, dijo Conor Cahill, portavoz del gobernador Jared Polis, en un correo electrónico. El monto será de 39 mil 780.

Maine vio su asignación de inyecciones de Pfizer reducida en 40 por ciento, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado.

El Departamento de Salud Pública de Iowa anunció el jueves que recibirá aproximadamente 20 por ciento menos de la vacuna COVID de lo que se anticipó originalmente. El departamento dijo el 3 de diciembre que anticipaba recibir 95 mil dosis de la vacuna Pfizer, pero el jueves la redujo a 65 mil.

Fuente: El Financiero

Leave a reply