viernes, octubre 23

Estas son las enfermedades más comunes de otoño

0
168

 

Con el ingreso de la penúltima estación del año estos padecimientos se incrementan, principalmente en niñas, niños y adultos mayores.

Este martes 22 de septiembre llegó el otoño, la penúltima estación del año, en donde se incrementan los cambios bruscos de temperatura y la presencia de lluvias. Por esta razón, es importante conocer cuáles son las enfermedades más comunes en este periodo para cuidar tu salud y la de tu familia.

La doctora Marcela Gaytán Morales, coordinadora de Programas Médicos de la División de Hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo en un comunicado que en este periodo predominan las enfermedades de origen viral y bacteriano.

La especialista señaló que las afecciones más comunes son la influenza, rinofaringitis (que afecta nariz, y faringe), faringitis, bronquitis, bronquiolitis y neumonía. Además, advirtió que los pacientes con padecimientos pulmonares crónicos como bronquitis crónica, enfisema pulmonar y asma, podrían agudizar sus episodios de la enfermedad.

Fortalece tu sistema inmune

Es indispensable fortalecer las medidas de higiene, evitar contacto con personas enfermas, consumir abundantes líquidos, frutas y verduras, no exponerse a la intemperie y atender las campañas de vacunación.

Los especialistas del IMSS alertan que los grupos de población más vulnerables son quienes se encuentran en los extremos de la vida: niños y niñas, adultos mayores, mujeres embarazadas o quienes padecen alguna enfermedad crónica como diabetes.

Gaytán llamó a identificar de manera oportuna los síntomas para determinar si es una infección que requiere tratamiento antimicrobiano.

Si no hay fiebre, dolor y solamente se presenta un resfrío con moco transparente, es recomendable quedarse en casa, cuidarse, y tomar medicamentos que disminuyan las molestias; tratar de tener un ambiente húmedo con vaporizador y esperar en reposo la evolución favorable del malestar, explicó Gaytán Morales.

En cambio, dijo, si se presenta fiebre por arriba de los 38 grados, hay dolor en el pecho, la respiración se dificulta y hay sibilancias (chiflido al respirar), se debe acudir al médico para tener un diagnóstico oportuno e iniciar el tratamiento adecuado, pues de ninguna manera se debe recurrir a la automedicación, ya que podría complicar la enfermedad.

Detalló que en esta época, los cilios (pequeñas vellosidades) y las mucosas nasales respiratorias que conforman el sistema de defensa natural que tenemos en la nariz, disminuyen la movilidad, lo que favorece el paso de microorganismos que pueden penetrar más profundamente en el organismo.

Mencionó que otros factores externos, como la contaminación o la falta de ventilación en oficinas y casas facilita el contagio si se convive con personas infectadas.

Otra razón para cuidarse

A principios de septiembre, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, explicó que existe la posibilidad de que los casos de COVID-19 y de influenza generen una cantidad importante de enfermos afectados por neumonía que requieran de hospitalización.

“La predicción consiste en que podría ser que durante esos meses, además de la influenza, el COVID-19, la pandemia causada por el SARS-CoV-2, repunte, rebrote o aumente o se propague más eficientemente”, comentó.

Fuente: El Financiero

Leave a reply