Estrangulamiento fue la causa de muerte de Érika, la joven de Huhí

0
644

Después de casi un mes de desaparecida, la joven Érika Anahí Cetz Dzul, de 24 años de edad, fue hallada muerta ayer martes en la mañana.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que policías encontraron el cadáver en un rancho que es propiedad de la familia del exnovio de la joven, Francisco Javier Novelo T., de 41 años de edad, quien se ahorcó el martes 29 de septiembre, hace una semana.

El cuerpo de Érika Cetz estaba enterrado a casi 1.5 metros de profundidad y a 50 metros, aproximadamente, de la orilla de la carretera Huhí-Sotuta.

La joven, según se averiguó, fue hallada alrededor de las 9:30 de la mañana y, por el tiempo ya transcurrido, el cuerpo se encontró en estado de descomposición.

La Policía acordonó la zona y avisó al Ministerio Público para las diligencias correspondientes.

Según la Fiscalía de Yucatán, a Érika la habrían matado el jueves 10 de septiembre, el mismo día en que se reportó su desaparición.

La autopsia determinó que la causa de muerte de la joven fue asfixia mecánica por estrangulamiento.

El exnovio de la joven fue principal sospechoso de su desaparición porque fue la última persona con la que fue vista con vida.

Tras su suicidio, policías buscaron durante tres días seguidos a la joven, incluso en el rancho “San Bombazo”, que es uno de los dos que tiene el padre del exnovio y se ubica a unos metros de la entrada al campo de béisbol, en la vía Huhí-Sotuta, pero pararon la búsqueda el sábado 2 por las lluvias de la tormenta “Gamma”.

Novelo T. se suicidó el 29 de septiembre en la mañana; su madre, Dulce M. Tzakum Y., de 67 años, lo halló colgado con el brazo de una hamaca.

Aunque se dijo que el exnovio dejó una nota suicida, el alcalde de Huhí, Roger Benítez Espínola, lo negó.

La intensa búsqueda se dificultó en el municipio, con muchas entradas, montes y cenotes, y con el mal tiempo la situación empeoró al complicarse la movilización bajo la lluvia y el suelo lodoso.

A la búsqueda se sumaron un helicóptero de la SSP, binomios caninos y oficiales que peinaron el municipio.

El padre de la joven participó en todo momento en la búsqueda de Érika.

Al final, fueron ciertas las sospechas de vecinos de la comunidad, quienes comentaban que lo más probable era que el cuerpo de la joven había sido enterrado. Trascendió que las autoridades hallaron rastros de polvo y cemento en el vehículo del exnovio

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply