sábado, abril 4

Estudiante tizimileño, entre los 5 mejores de América

0
128

TIZIMIN, Yucatán, 27 de diciembre.- El joven tizimileño Reyes Enrique Vázquez May, representando a la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), quedó entre los 5 mejores participantes de América en la Segunda Competencia Internacional sobre Derechos Humanos “Rodríguez Rescia”.

Este concurso fue organizado por la Comisión de Derecho Internacional de los Derechos Humanos de la Asociación Costarricense de Derecho Internacional, y contó con la participación de más de 140 personas a nivel internacional, tanto estudiantes de la licenciatura en derecho como de maestría, de todos los países de América, presentando el resultado de sus investigaciones tanto en inglés como en español.

Este gran logro para el país lo obtuvo a través del trabajo denominado “La configuración del núcleo esencial del derecho a la salud de las personas desplazadas forzadas de acuerdo a la discriminación múltiple interseccional: su justiciabilidad directa en el sistema interamericano de derechos humanos”.

Informó que el trabajo desarrollado fue el resultado de más de un año de investigación sobre el derecho a la salud y el fenómeno social del desplazamiento humano, y que la importancia de esta investigación reside en no tener precedente alguno a nivel internacional, por lo que la postura presentada fue novedosa, al abarcar derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.
Compartió que en ella se propuso a todos los países de América proteger el derecho a la salud de acuerdo a los grupos en situación de vulnerabilidad, en el caso específico, de las personas desplazadas forzadas; pues son quienes se encuentran más vulnerables y resienten un daño aún mayor.

Explicó que en este caso estamos hablando de las personas que se encuentran en diversos grupos vulnerables, lo cual fue reconocido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos como la “discriminación múltiple interseccional”.

Dijo que en el caso de los migrantes podemos ver que en muchas ocasiones se trata de niñas, mujeres, indígenas, y además con alguna discapacidad, y debido a la sola pertenencia a estos grupos es la negativa a brindarles los servicios o medicamentos necesarios para proteger su salud, lo que puede ocasionarles un daño mayor, en comparación al resto de la población.
Por lo que es así que, de acuerdo a la vulnerabilidad que resienten, que debe de protegerse con mayor razón su derecho a la salud.

La premiación se llevó a cabo en San José, Costa Rica, y estuvo a cargo de la Asociación Costarricense de Derecho Internacional, así como por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Costa Rica, órgano especializado de la ONU, en la que se reconoció el trabajo como uno de los 5 mejores a nivel internacional.

Fuente: Por Esto

Comments are closed.