miércoles, agosto 5

Estudiantes de Tokio en Maní

0
274

MANÍ.— Conocer más sobre los pueblos mayas y su lucha por conservar su cultura es uno de los objetivos de un grupo de estudiantes de la Universidad de Tokio que la mañana de ayer viernes visitaron las instalaciones de la Escuela de Agricultura Ecológica “U Yits Ka’an” (Rocío que cae del cielo).

Acompañados de Hiroyuki Ukeda, profesor de Economía de la Universidad de Tokio, 17 jóvenes llegaron a Yucatán como tercera y última parada en su viaje de intercambio y estarán en la escuela de Maní tres días.

Hiroyuki Ukeda señaló que esta visita forma parte de un programa de intercambio estudiantil para conocer Ciudad de México, Guanajuato y ahora Yucatán.

—Venimos para conocer la naturaleza y aprender cómo los pueblos mayas han luchado para conservar su cultura y salir adelante al mismo tiempo —indicó.

—Estos jóvenes tienen alrededor de 20 años de edad y esta visita se dio porque conozco al director de la escuela “U Yits Ka’an”. Ahora los muchachos prepararán comida japonesa con materiales yucatecos —comentó.

—Elaborarán de cinco a seis platillos y esperamos que sean del agrado de la gente y visitantes que están en la institución. Algunos ingredientes los trajeron desde Japón, como el polvo de té verde y tallarines japoneses, pero la mayoría son de Yucatán —agregó.

Además de ofrecer la degustación de los platillos japoneses, los estudiantes de diversas carreras también consumieron comida típica de Yucatán. Para la cena se les ofrecería brazo de reina y en el desayuno consumieron caimitos y zapote negro.

Daichi Takamatsu, alumno del departamento de Estudios Latinoamericanos, refirió que al ser de Tokio casi no conoce la provincia, por eso todo se le hace nuevo. “Aprendo muchas cosas, en Japón hay muchos restaurantes mexicanos, pero no de comida yucateca”.

Kauri Okada, de primer grado y aspirante a la carrera de Derecho, comentó que le tocó preparar una ensalada de aguacate con tomate, una mezcla de comida mexicana con japonesa. “Es algo así como el guacamole del mar. Otro plato que preparo es el aguacate asado con queso y tomate”.

—Ayer fuimos al centro de Maní para conocer a las artesanas de hipiles y compramos algunos productos. Se venden en Ciudad de México, pero no sabíamos quiénes las hacían o cómo las hacen, ahora tenemos estos productos como algo de gran valor —añadió.

Yotaro, estudiante de Informática originario de Nagoya, refirió que en la preparatoria se estudia la historia del mundo, pero solo un poco de América Latina y de la civilización maya “como un párrafo”.

—Ahora podemos ver cómo es realmente. Escuchamos la lengua maya y apenas aprendimos cómo decir gracias —agregó el joven.

Los jóvenes Daichi y Takuro dieron muestra de sus habilidades en artes marciales, lo que fue del agrado de los asistentes. Los extranjeros fueron recibidos por el director de la escuela agroecológica, presbítero Atilano Ceballos Loeza.

Comments are closed.