miércoles, octubre 16

EU envía a México a solicitantes centroamericanos de asilo, confirma Nielsen

0
74

WASHINGTON (apro) – El gobierno de Donald Trump confirmó ante el Congreso de Estados Unidos, que envía a territorio mexicano a ciudadanos centroamericanos solicitantes de asilo en lugar de mantenerlos bajo su custodia mientras procesa sus casos. Lo anterior con el consentimiento del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Interior del gobierno de Trump, admitió también que, bajo la política migratoria de Trump, continúan con la estrategia migratoria, aunque limitada, de separar de sus hijos a inmigrantes indocumentados que deportan.

“Estamos instrumentando medias importantes para reducir fraudes en las solicitudes de asilo”, argumentó Nielsen al testificar ante el Comité de Seguridad Interior de la Cámara de Representantes del Congreso federal.

“Lo estamos haciendo para mejorar el escrutinio a aquellos que verdaderamente están huyendo de una persecución, esto incluye el que ciertos individuos esperan en México hasta que sus peticiones sean procesadas”, subrayó Nielsen en el Capitolio.

El sábado pasado el diario estadunidense The New York Times, publicó un amplio reportaje en el que sostenía que, “para no hacer enojar” al presidente Trump, el gobierno mexicano le estaba haciendo el trabajo sucio en materia migratoria.

Entre otras cosas, el rotativo mencionaba que el gobierno de López Obrador actuaba como filtro migratorio de Estados Unidos para el caso de los solicitantes de asilo, por ejemplo, como lo confirmó Nielsen ante los legisladores e, incluso, previniendo que los migrantes centroamericanos que buscan asilo en la Unión Americana se acerquen a las garitas estadunidenses de la frontera sur a presentar sus casos.

Uno de los legisladores integrantes el Comité preguntó a Nielsen porqué se mantenía en México a los centroamericanos solicitantes de asilo mientras se procesan sus casos, en lugar de mantenerlos en Estados Unidos para monitorearlos y determinar sin son válidos sus argumentos.

“Lo hacemos basados en un método razonable, estamos expandiendo ese programa a lo largo de la frontera, trabajamos y notificamos a los mexicanos mientras lo hacemos… ellos (los mexicanos) están determinados a proteger sus derechos humanitarios y los hacemos en colaboración con ellos mientras ampliamos el programa de una forma sistemática porque el objetivo es instrumentarlo en toda la frontera”, respondió Nielsen al legislador.

Por medio de un comunicado de prensa, la Secretaria de Relaciones Exteriores de México que encabeza Marcelo Ebrard, rechazó el contenido de lo publicado por el Times.

Argumenta crisis de seguridad nacional

En la audiencia en el Congreso federal, la Secretaria de Seguridad Interior del gobierno de Trump hizo eco de los argumentos de su jefe en el sentido de que la frontera sur de su país enfrenta una emergencia nacional por una amenaza migratoria y de seguridad nacional.

“La inmigración indocumentada está saliéndose de control y provocando una crisis de seguridad nacional”, subrayó Nielsen.

Bennie Thompson, legislador demócrata y presidente del Comité, contrarrestó lo dicho por Nielsen en referencia a la emergencia nacional.

El congresista por el estado de Missouri afirmó que la única razón por la que el pasado 15 de febrero Trump declaró la emergencia nacional, sin consentimiento del Congreso, fue porque se le negó los cinco mil 700 millones de dólares que solicitó para construir un muro en la frontera con México que es una de sus promesas electorales.

“La verdadera seguridad fronteriza no se logra construyendo un muro en la frontera sur, bloqueando a los solicitantes de asilo o separando a niños de sus padres. Etas cosas son soluciones simplistas con exhortos políticos para algunos, pero tienen muy poco de valor en seguridad”, subrayó Thompson a la secretaria Nielsen.

La encargada de instrumentar la política migratoria defendió la necesidad de construir el muro en la frontera con México, asegurando que con este se detendría el flujo de inmigrantes indocumentados y el tráfico de drogas ilegales.

“A uno de cada 10 solicitantes de asilo se les otorga asilo por decisión de un juez migratorio”, destacó Nielsen en su testimonio ante el Congreso, sosteniendo que el gobierno de Estados Unidos está muy limitado para atender a todos los peticionarios centroamericanos.

Esta semana el Buró de Aduanas y Patrulla Fronteriza del Departamento de Seguridad Interior, informó que durante el pasado mes de febrero en la frontera con México sus agentes detuvieron más de 76 mil inmigrantes indocumentados, la cifra más alta registrada en un mes en los últimos años.

Presionada por los congresistas demócratas que rechazan los argumentos de Trump por crear una emergencia nacional que no existe, Nielsen también hablo de la política migratoria de separación de familias.

“Antes de que deportemos a cualquier inmigrante indocumentado y después de que hayan recibido su orden de remoción de los Estados Unidos, les preguntamos si quieren llevarse a sus hijos con ellos”, apuntó Nielsen en referencia a casos en que los indocumentados que serán repatriados tienen hijos estadunidenses.

“No ha habido un padre de familia que haya sido deportado, que yo sepa, sin que haya tenido múltiples oportunidades de llevarse con ellos a sus hijos”, agregó la secretaria Nielsen.

Por otro lado, rechazó que el gobierno de Trump encierre de manera inhumana a menores de edad que, como inmigrantes indocumentados, son detenidos por los agentes migratorios en Estados Unidos. Nielsen no pudo contestar a los congresistas cuantos menores de edad están bajo la custodia migratoria del gobierno de Trump, ni cuando serán reunificados con sus familiares.

La semana pasada la Cámara de Representantes del Congreso federal, aprobó una resolución para anular la declaración de emergencia nacional emitida por Trump.

Micth McConnell, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Senadores anunció esta semana que esa resolución será sometida a votación antes del próximo 18 de marzo cuando inicia el receso legislativo. La Casa Blanca respondió al anuncio del senador republicano que el presidente Trump vetará la resolución en caso de ser ratificada por el Senado.

Fuente: Proceso

Comments are closed.