miércoles, junio 3

Euforia por los pibipollos esfuma el dinero de la quincena

0
291

El caluroso domingo luego de las fiestas de los pixanitos fue lo que llevó a los campechanos a permanecer en sus casas, mostrando una ciudad semidesierta con dos conatos de lluvia que solo derivaron en más calor debido al bochorno provocado por la extrema humedad y el fuerte sol. Ya pasó la euforia de los pibipollos y los panteones, se acabaron las compras de última hora para la fiesta de los muertos; ahora viene la cruda realidad.

Pocos fueron los comercios del centro que abrieron sus puertas, incluso varios negocios de comida permanecieron cerrados, pues los campechanos continúan comiendo pibipollos. De estos hay gran variedad, como cerdo, pollo, pulpo o camarón, y también está la opción de la merienda que incluso se hace de carnes frías.

En el inicio del mes de noviembre ya mucha gente se gastó su dinero en la elaboración de pibipollos y las fiestas, lo cual conlleva el arreglo de las tumbas, su pintura y la compra de flores.

Ahora hay que empezar a ahorrar, pues se acerca el Buen Fin y el próximo mes habrá que comprar regalos de navidad.

Fuente: Punto Medio

Leave a reply