viernes, enero 15

Evidente retraso en distribuidor vial

0
335

Trabajos podrían prologarse hasta septiembre / Obreros aseguran que para acelerar el término de la obra debe invertirse más en personal, maquinaria e insumos para la construcción

CAMPECHE.- A pesar de que el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura (SEDUOPI), Edilberto Buenfil Montalvo, asegura que la obra del Distribuidor Vial la Ría-Gobernadores lleva un adelanto de un 80 por ciento y que debe estar funcionando a mediados del próximo mes; los avances, que pueden observarse a simple vista, son menores.

Incluso algunos comerciantes, que han logrado sobrevivir a las afectaciones generadas por dicha obra, intuyen que los trabajos pueden demorarse en concluir hasta unos cincos meses más.

Esta versión no es menospreciada por los obreros que fueron abordados por el reportero del POR ESTO!, quienes afirmaron que los trabajos pueden ser concluidos rápidamente, pero que el problema es el flujo de dinero para la contratación de más personal, maquinaria y adquisición de insumos.

María Domínguez, quien es encargada de la de la pizzería “De la Vara al Taco”, es una de los pocos comerciantes que han logrado mantener su negocio a flote, pues a causa del bajón de las ventas la mayoría de sus vecinos se han visto en la necesidad de despedir a sus empleados y de cerrar sus negocios.

“La verdad nos ha perjudicado muchísimo, me han bajado las ventas, si de por si estaban bajas, ahorita están por los suelos, nos dicen que van a terminar en el mes de agosto, pero otros dicen que se va a terminar hasta finales de agosto o mediados de septiembre”, comentó.

La comerciante señaló que, pese a que el gobierno de Alejandro Moreno Cárdenas les prometió que los iba apoyar durante el tiempo que duren las obras, hasta el momento no han recibido nada y la realidad fue completamente distinta.

“Supuestamente nos iban a dar un préstamo como fondo perdido, era mentira, porque lo fuimos a ver y no era así, sí nos lo iban a prestar, pero lo teníamos que pagar, entonces eso no es ningún apoyo, si no hay ventas cómo íbamos a hacer para pagarlo”, precisó.

La encargada de la pizzería comentó que, a esta altura de la obra, sus ventas han disminuido hasta en un 80 por ciento y que, por el momento, sólo logra subsistir gracias a las ventas que realiza a domicilio, no obstante, apenas el mes pasado María Domínguez tuvo que prescindir del servicio de varios de sus empleados, entre los que se encuentran dos repartidores, un ayudante de cocina y dos meseros.

“Hasta ahorita el gobierno no nos ha dado nada, antes montábamos hasta 30 kilos de carne, ahorita con trabajo montamos entre 7 a 10 kilos, teníamos más empleados y repartidores, pero la verdad tuvimos que darles de baja, porque estamos en una situación pésima, no hay venta y ahorita sólo nos quedamos con un repartidor, un pastoreo y un pizzero”, relató la mujer.

Los afectados dejaron en claro su incredulidad y aseguran que la obra no se va a terminar en los próximos días, tal como asegura el secretario de obras públicas.

“Esto va a tardar hasta diciembre o hasta el otro año, supuestamente que en agosto lo van a terminar, no creo que se pueda, ahorita se puede ver como está, no han terminado y desde el principio las obras vienen muy pero muy lento, sinceramente no creemos que las obras se entreguen este año”, comentó otro de los vecinos que prefirió mantener su nombre en el anonimato por temor a las represalias del gobernador.

En un recorrido realizado por el diario POR ESTO!, se pudo constatar el cierre de más de una decena de negocios. De ambos lados de la acera en el tramo que comprende la avenida Gobernadores, entre la avenida Hidalgo y la avenida Cuauhtémoc, sólo se pueden observar cortinas metálicas abajo, candados puestos, locales abandonados, mientras que otros negocios colocaron cartulinas en sus puertas para anunciar que se han cambiado de domicilio.

Sin embargo, el tránsito de la muchedumbre sólo es historia, ahora las calles lucen vacías y únicamente son ocupadas por los obreros de la edificación, el sonido de los claxon de los miles de vehículos que circulaban diariamente por el lugar fue remplazado por el ruido de las pesadas máquinas y grúas, mientras que para los fines de semana las calles quedan vacías y sólo son adornadas con artefactos de la construcción como varillas, tablas, trafitambos, fierros, enormes vigas, etc.

“Todos los negocios de esta zona han cerrado, solamente nosotros hemos sobrevivido porque tenemos necesidad, del resto todos han cerrado, pollerías Julios, Porkis, Zoe, Venta de Piñatas, ferretería Mérida, todos cerraron, al comienzo la gente seguía pasando por aquí, ahorita no entra nadie, ni un carro, nada, nadie viene a cenar porque todo está cerrado”, comentó María Domínguez.

Las víctimas de las obras sólo esperan que se apuren a concluir los trabajos para que puedan recuperarse de este duro golpe a su economía que les propinó el gobierno de “Alito”.

Finalmente exhortaron a los encargados de las obras, a que tomen medidas más precautorias respecto a los materiales que dejan sobre las vigas, ya que con los fuertes vientos aseguran que han salido volando varias herramientas, pedazos de madera y otros objetos que podrían lesionar gravemente a algún transeúnte.

“Ayer cayó una tromba de viento, las maderas que estaban arriba salieron volando, iba a caer sobre los repartidores, los trabajadores todo dejan arriba y eso significa un peligro para toda la gente, además hace rato una señora se rompió la cabeza porque los fierros esos grandes que están en el suelo no tenían señalamientos, la señora no lo vio y se abrió la cabeza”, refirió.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.