Evitan suicidio en cárcel, pero llaman atención a reportero

0
28

Oportuna intervención de policía impide que un reo saliera por la puerta falsa, en Kinchil

La oportuna intervención de la Policía Municipal evitó que el joven Oscar Enrique Pech Collí de 20 años y vecino de Kinchil, escapara por la puerta falsa anoche cuando estaba preso en el calabozo de este municipio; afortunadamente, los agentes pudieron salvarle la vida.

Lo que parecía un escarmiento, a punto estuvo de acabar en tragedia, pues resulta que Oscar Enrique ingresó a la cárcel municipal desde el pasado domingo, debido que, intoxicado con mariguana, armó su bronca en su domicilio conocido donde vive con su madre Landy Collí.

Probablemente, el estar encerrado tres días, hizo meya en Oscar, para pretender quitarse la vida al atar un cinturón en los barrotes y dejarse caer poco después de las 21:00 horas, justo a escasos metros de la Comandancia. Pero el policía Guillermo Quiroz, al cruzar por el pasillo, se percató y frustró el suicidio con apoyo de su compañero Braulio Tun Poot.

Más tarde arribaron los paramédicos de la ambulancia 21-G de la SSP, pues al bajarlo, Pech Collí empezó a convulsionar. Finalmente al reo lo ingresaron al hospital H’Orán de Mérida, se desconoce el estado de salud.

Llamada de atencíón a la prensa

Por cierto, al cubrir este hecho, elementos de la Policía Municipal a cargo de su director Antonio Borges Chi (a) “Chico Borges” restringieron todos los accesos al Palacio Municipal.

El colaborador de De Peso tuvo que pedir permiso al dueño del predio que colinda con la terraza municipal para poder ingresar por el techo de los baños públicos. Los agentes, al notar su presencia, pidieron que desaloje este espacio y no siguiera grabando, a pesar de que el interior habían otros funcionarios, pues alegaban que es un espacio “privado”.

Al no hallar garantías (el alcalde Valentín Pech Dzib, quien estaba presente, hizo mutis) el corresponsal optó por salir escoltado de cerca por “Chico Borges”, que amenazaba con meterlo a una celda si no dejaba de tomar fotos.

Fuente: Novedades de Yucatán

 

 

Comments are closed.