martes, febrero 18

Evitan una extorsión

0
162

VALLADOLID.— María Lucía Kuyoc Xooc estuvo a punto estuvo de ser extorsionada ayer, tras recibir una llamada telefónica en la que le “ordenaron” depositar $1,000 a la cuenta 17600001 de Banamex o “mataban a su hijo que tenían secuestrado”.

La mujer, de condición humilde, tuvo que pedir prestado el dinero que le estaban exigiendo a cambio de la liberación de su familiar y lo llevó a depositar a una tienda de conveniencia ubicada en la calle 41 entre 22 y 20 de la colonia Militar.

María Kuyoc, quien vive en la misma colonia, recibió una llamada cuando se encontraba en su casa y la voz del otro lado le indicó que tenían secuestrado a su hijo. Ella dijo que escuchó la voz de su vástago pidiendo auxilio, pero sería una grabación que usan los extorsionadores para hacerle creer a la víctima que tienen a su familiar.

Desesperada y llorosa, la mujer consiguió el dinero y se dirigió a la tienda, pero al hacer el depósito la empleada le dijo que no se podía porque el banco no laboraba.

En ese momento la víctima recibió otra llamada en la que la presionaban, de modo que la empleada de la tienda llamó a la Policía Municipal. En cuestión de minutos arribaron al lugar tres patrullas.

A pesar de que la Policía le decía a la mujer que se trataba de una extorsión, ella insistía en hacer el depósito para que no “maten a su hijo”. Un agente tomó el teléfono y le contestó al delincuente, pero éste le dijo que quería seguir hablando con “su comadre” y colgó.

La madre de familia indicó que su hijo estaba trabajando en una tienda de materiales en el barrio de Candelaria, hasta donde los agentes la llevaron para que constate que ahí estaba y que no había problema. La mujer se tranquilizó cuando vio a su hi-jo.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.