domingo, diciembre 15

Evo Morales, expresidente de Bolivia, llega a México

0
2229

 

El expresidente de Bolivia Evo Morales llega a México luego de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le concediera asilo

El expresidente de Bolivia Evo Morales llegó la mañana de este martes a México luego de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le concediera asilo. El avión de la Fuerza Aérea Mexicana que trasladó al exmandatario boliviano aterrizó alrededor de las 11:10 de la mañana en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El secretario de Relaciones Exteriores de México (SRE), Marcelo Ebrard, recibió al exmandatario boliviano al pie de la escalinata de la aeronave. Evo Morales, vestido con una playera azul claro y un pantalón oscuro, bajó del avión y estrechó la mano de Ebrard. Mientras Evo Morales y el canciller Ebrard caminaban hacia el interior de la terminal aérea se escucharon algunos gritos de “Evo”, “Evo”.

Marcelo Ebrard dio la bienvenida al expresidente boliviano Evo Morales a su arribo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Es para nosotros el día de hoy un de alegría porque el asilo que ha ofrecido a Evo Morales ha sido efectivo y ya sea en tierras mexicanas en donde gozará de libertad, seguridad, integridad, protección a su vida”, expresó el canciller mexicano.

Luego de esperar al expresidente Morales a quien recibió con una palmada en la espalda, el secretario de Relaciones Exteriores le entregó un saludo del presidente Andrés Manuel López Obrador “y de todo el pueblo de México”.

En su mensaje, Evo Morales agradeció y envió saludos a la nación mexicana. Dijo a la prensa que, tras las elecciones del 20 de octubre en Bolivia, empezó el golpe de Estado y a ese golpe se sumó la Policía Nacional boliviana.

Señaló que, tras la primera vuelta de la elección, se quemaron urnas y actas electorales, sedes sindicales y casas de militantes del MAS.

“Saquearon, quemaron la casa de mi hermana. Anteayer saquearon mi casa en Cochabamba”.

Para que no haya más hechos de sangre, dijo, decidió renunciar a la Presidencia. Dijo que está muy agradecido de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le haya salvado la vida.

Minutos antes, en un mensaje a través de Twitter, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, hizo un reconocimiento a “la tripulación de la Fuerza Aérea Mexicana que con más de 24 horas de vuelo sin descanso cumplieron la misión”.

Minutos después del aterrizaje en el Aeropuerto de la Ciudad de México, el expresidente de Bolivia abordó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana, que se dirigió hacia el oriente de la Ciudad de México. Se desconoce hacia dónde se dirige el exmandatario boliviano por cuestiones de seguridad.

Evo Morales salió anoche de Bolivia en un avión de las Fuerzas Aéreas Mexicanas, que despegó este martes desde el aeropuerto internacional de Asunción, adonde había llegado de madrugada y permaneció unas cuatro horas para repostar combustible.

México concedió asilo a Morales, que el domingo renunció a la Presidencia de Bolivia tras casi catorce años en el poder, en medio de la peor crisis política y social de su etapa en el Gobierno desde 2006.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia informa de al menos tres fallecidos y más de cuatrocientos heridos en incidentes entre afines y contrarios a Evo Morales desde las elecciones del pasado 20 de octubre.

El órgano electoral le dio vencedor para un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, pero la oposición denunció fraude electoral.

El pasado domingo un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió de graves irregularidades en el proceso electoral, y Morales acabó anunciando su renuncia.

Las celebraciones de sus detractores dieron paso el domingo a una ola de vandalismo con incendios y asaltos a viviendas, una de ellas del propio Evo Morales en Cochabamba, región del centro de Bolivia en la que permaneció en un lugar indeterminado hasta su salida del país.

La actividad cotidiana en Bolivia comienza a recuperarse poco a poco
Las principales ciudades de Bolivia presentaban esta mañana calles aún casi desiertas y con barricadas de la noche anterior, pero con las primeras personas y vehículos saliendo hacia sus actividades cotidianas para ir recuperando la normalidad, y sin reportes de la presencia de militares.

La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y otras urbes del país quedaron anoche prácticamente desiertas, con militares patrullando las calles en apoyo de la Policía y apenas algunos grupos de gente que les aplaudía a su paso.

Las Fuerzas Armadas respondieron a un llamamiento de la Policía de Bolivia que se vio rebasada ante grupos armados que durante el lunes provocaron incidentes en varias partes del país, con un número indeterminado de heridos.

Fuente: Noticieros Televisa.

Leave a reply