sábado, abril 4

Exigen a Congreso salvadoreño préstamo

0
78

 

Ciudadanos salen a las calles; reclaman aval a recursos para plan de seguridad

Cientos de simpatizantes del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se concentraron frente a la sede del Congreso para exigir a los diputados la aprobación de 109 millones de dólares para su estrategia de seguridad, préstamo que mantiene en disyuntiva a los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Los seguidores de Bukele, quienes se convocaron por las redes sociales fueron encabezados por el exdiputado de la Asamblea Legislativa, Walter Araujo. “Estamos en un proceso insurreccional y eso no es delito, ese es un artículo de la Constitución”, aseveró el político durante una intervención.

Aseguró que los representantes tienen un plazo de 15 días para avalar los fondos y amenazó con tomar el pleno del organismo.

La concentración estuvo marcada por insultos a los diputados y no se extendió más de media hora. Los asistentes portaban pancartas con mensajes de respaldo a Bukele y unas cruces negras que colocaron frente a la entrada del recinto.

“Aprueben el dinero para nuestros soldados y policías”; “diputarratas inútiles”; “sino quieren trabajar, el pueblo los va a sacar”.

Éstas fueron partes de las consignas y leyendas que algunos manifestantes que se apostaron frente a la sede del Legislativo lanzaban o portaban en carteles. “Esta es una muestra innegable de que la gente está harta de que los diputados de la derecha y la izquierda opositora no trabajan por los salvadoreños ni dejan de trabajar al gobierno del presidente Nayib Bukele”, dijo Araujo.

Recalcó que “los ciudadanos daremos un compás de espera de 15 días” a los diputados para que “aprueben el préstamo”; de lo contrario, advirtió, “el pueblo saldrá nuevamente a las calles a protestar”.La crisis política generada se originó por la negativa de los legisladores a aprobar el préstamo. Al ver frustrada la convocatoria que hizo en el Congreso, el domingo pasado Bukele dio un plazo de una semana al Congreso, de mayoría opositora, para aprobar los recursos.

No obstante, la Corte Suprema de Justicia frenó las intenciones del Ejecutivo y ordenó el lunes anterior a Bukele abstenerse de hacer “uso de la fuerza armada en actividades contrarias a los fines constitucionalmente establecidos” y de poner en riesgo la democracia y la separación de poderes en el país.

Además, el tribunal supremo dejó sin efecto la convocatoria para una sesión extraordinaria del Congreso que había realizado el Consejo de Ministros.

Fuente: El Universal.

Leave a reply