domingo, octubre 25

Expertos advierten que alternativas de tabaco no resuelven la adicción

0
188

 

Sebastián Rodríguez, neumólogo del INER ,dijo que un individuo que usa cigarrillo electrónico tiene 4 veces más riesgo de terminar fumando.

Un grupo de expertos señalaron que el problema de regular los sistemas calentadores de tabaco, como el IQOS de Philp Morris, o los cigarros electrónicos es que el consumidor no renuncia a la nicotina solo alterna los productos.

“El paciente que fuma decide utilizar el cigarrillo electrónico la mayoría de las veces en un intento para dejar de fumar y lo que la evidencia ha revelado hasta el momento es que se convierte en un usuario dual, debido a que el producto del cigarro electrónico o los dispositivos que calientan nicotina pues prácticamente nicotina que genera adicción por lo cual el paciente acaban usando los dos”, dijo Sebastián Rodríguez, neumólogo del INER este miércoles en una videoconferencia.

En su participación en el foro Impuestos Saludables en Tiempos de Covid 19: el Ajuste al Impuesto al Tabaco explicó que además los jóvenes son los que tienen una mayor afinidad a estos productos por sus características y lo hacen un producto atractivo.

“En un escenario más grave ahora el cigarro electrónico tiene una mayor afinidad por la población joven debido a que reúne toda una serie de características que lo hace un producto atractivo y eso hace que la población joven censure el consumo de tabaco y adopte el uso de cigarrillo electrónico como medida de recreo y como contienen nicotina genera una adicción. Un individuo que empieza a usar cigarrillo electrónico tiene cuatro veces más riesgo de terminar fumando después de utilizarlo”, añadió.

Por su parte la diputada Carmen Medel Palma (Morena) señaló en el mismo evento que aproximadamente 51,000 personas mueren al año – 141 por día—, por consumo de tabaco lo que representa el 8% de todas las muertes en el país.

“No conforme con ello la industria tabacalera sigue desarrollando y comercializando productos novedosos de tabaco y nicotina que al imitar la conducta de fumar están incitando a las generaciones más jóvenes a desarrollar una adicción”, apuntó Medel.

En México existen aproximadamente 15 millones de fumadores, de acuerdo con cifras oficiales del Gobierno.

Sin embargo, la fabricante de cigarrillos Philip Morris México, dueña de la marca Marlboro, busca que el cigarro sea cosa del pasado, pero se necesita de un diálogo con base científica para discutir nuevas alternativas como su sistema de tabaco calentado IQOS.

“Hoy, hay mil millones de fumadores en todo el mundo. En México, son 15 millones. Si juntos, consumidores, gobierno, sociedad civil y empresas tuviéramos un diálogo inteligente, respetuoso y constructivo, enteramente basado en la ciencia , en lugar de ideología, estamos seguros de que podrían surgir nuevas ideas y estrategias complementarias a los esfuerzos de prevención y cesación para lograr una reducción sistemática en el consumo de cigarros de manera mucho más eficaz que con prohibiciones y restricciones que una y otra vez han llevado a los mismos resultados en todos los países”, dijo Andrzej Dabrowski, CEO de Philip Morris México.

A través de un comunicado de prensa, el directivo señaló que al día de hoy tienen mejores alternativas disponibles gracias a la ciencia y la tecnología, por lo que deben de fomentar que quienes de otra forma continuarán fumando, se cambien a estas opciones.

“De hecho, desde que lanzamos IQOS en 2015 en Japón, alrededor de 14 millones de personas lo usan en todo el mundo. De ellas, 10 millones han dejado de fumar cigarros convencionales. Este logro no tiene precedentes y no ha sido igualado por el uso de medidas tradicionales”, apunta el comunicado.

Según la compañía la evidencia muestra que IQOS reduce la exposición a los tóxicos del humo del cigarro y por lo tanto es una mejor opción para los fumadores actuales.

“Reconocemos que IQOS no es un producto libre de riesgo, puesto que entrega nicotina, pero es significativamente mejor para los fumadores que consumir cigarros: es un nuevo producto que necesita una nueva regulación”.

Fuente: Forbes

Leave a reply