sábado, mayo 25

Expertos dejarán de recomendar aspirina a adultos mayores sanos

0
53

Es común que doctores y otros especialistas recomienden aspirina en dosis bajas a adultos mayores que desean reducir el riesgo de ataques cardíacos y otros accidentes cerebrovasculares.

Sin embargo, a partir del domingo 16 de marzo, esto ya no se recomienda como preventivo para las personas que no se encuentren en un alto riesgo de enfermedades cardiovasculares, de acuerdo con un comunicado del Colegio Estadounidense de Cardiología (ACC)y la Asociación Estadounidense del Corazón (Heart.org).

¿Cuál es la razón?
Tres estudios reciente encontraron que tomar una aspirina diaria en dosis bajas es, en el mejor de los casos, una pérdida de dinero para los adultos mayores sanos.

En el peor de los casos, tomar aspirinas diario puede aumentar el riesgo de sangrado interno y muerte prematura, al tener cualidades anti coagulantes.

Por esta razón, los doctores opinan que el medicamento debe limitarse a las personas con el mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y un riesgo muy bajo de sangrado.

¿Cómo saber cuál es mi riesgo de sangrado?
Los pacientes deben trabajar con sus médicos para establecer el llamado riesgo de sangrado, el cual aumenta a medida que uno envejece o se desarrolla una enfermedad renal, cardíaca, diabetes y presión arterial alta.

El riesgo de sangrado también aumenta si se tiene algún antecedente de úlceras en el tracto gastrointestinal, así como la anemia o la ingestión de medicamentos como antiinflamatorios, esteroides, coagulantes orales o warfarina.

No obstante, las pautas no quitan por completo a la aspirina del panorama. El común medicamento puede ser recomendado a aquellas personas que tienen problemas para bajar el colesterol o controlar los niveles de azúcar en la sangre, siempre que no haya riesgo de sangrado interno.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de infarto de otra forma?
El tratamiento de factores como la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto; el cual ya es ‘mucho más avanzado y mejor’ según la especialista Carolina Campbell; hace la mayor diferencia y es más efectivo que la prescripción de aspirina.

En su mayor parte, ahora somos mucho mejores en el tratamiento de factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes y, especialmente, el colesterol alto”, dijo la cardióloga Carolina Campbell, quien no participó en las nuevas pautas.

A pesar de tratarse de un anticoagulante, las nuevas pautas no recomendaron usarlas como terapia anticoagulante a cualquier edad, pues se considera como un tratamiento de alto riesgo.

De acuerdo con un cardiólogo de alto rango en el hospital John Hopkins, Roger Blumenthal, es mucho más importante mejorar los hábitos de vida y controlar la presión arterial y el colesterol.

Es mucho más importante optimizar los hábitos de vida y controlar la presión arterial y el colesterol en lugar de recomendar la aspirina”, dijo Blumenthal, quien participó en la creación de las nuevas recomendaciones.

Para grupos de edad más jóvenes, el uso de la aspirina es una recomendación de clase 2B. Según la doctora Campbell, esto significa que no es necesariamente el mejor camino de acción. Lo que se recomienda, más bien, es un estilo de vida saludable.

No es necesariamente el mejor camino de acción; existe un gran debate entre los expertos y los datos no son definitivos”, agregó Campbrell sobre el uso de la aspirina en pacientes más jóvenes.

Abogaría por un estilo de vida saludable, dejar de fumar y modificar los factores de riesgo antes de siquiera considerar la terapia con aspirina en un paciente sin enfermedad cardiovascular conocida”, dijo.

Sin embargo, aún se considera que para pacientes que hayan tenido un derrame cerebral, un ataque cardíaco, una cirugía a corazón abierto o la colocación de stents o mallas para abrir las arterias obstruidas, la aspirina puede salvar vidas.

Fuente: Noticieros Televisa

Comments are closed.