Exposición prolongada a lámparas provocó irritación ocular al presidente Peña Nieto

0
29

La exposición prolongada y directa a los rayos ultravioleta, emitidos por lámparas de halógeno, fue la causa de la irritación de ojos del presidente Enrique Peña Nieto y al menos 28 personas, durante un evento en Querétaro, confirmó este jueves el secretario de Salud, José Narro.

“Nuestra conclusión, reitero, es que los casos de conjuntivitis encontrados están asociados a la radiación ultravioleta de las lámparas utilizadas, no elementos o agentes biológicos, no agentes químicos, los pacientes prácticamente recuperados”, explicó José Narro, secretario de Salud.

Precisó que el templete para el presídium estuvo iluminado durante cerca de una hora por tres pares de lámparas de uso industrial, colocadas a una distancia de 13.5 y 27.26 metros.

En conferencia de prensa, el secretario Narro afirmó que, tras el análisis y recreación del entorno, la Dirección General de Epidemiología descartó todas las hipótesis.

“Tomamos el sábado muestras de la tierra aledaña al sitio donde se realizó el evento, de las alfombras que se habían utilizado para recubrir el espacio dentro de la carpa, se hicieron algunas pruebas para la malla que cubre el espacio dentro de la carpa para ver si había evidencia, por ejemplo, de plaguicidas. Se hicieron pruebas también para medir el PH, para ver si había un exceso de acidez producto de alguna condición o si había incluso algo de alcalinidad. En todos los casos fue negativa esta búsqueda. Las lámparas se utilizaron conforme a los señalamientos y las condiciones que los fabricantes señalan”, detalló.

Dijo que, a partir de estos resultados, se emitirán las recomendaciones necesarias para prevenir, que en eventos de este tipo, ocurran afectaciones a la salud.

“Vamos a hacer una revisión de la literatura porque hemos encontrado que no es este un caso único, hemos registrado casos en la India, casos en Estados Unidos, queremos hacer una búsqueda general intencionada para ver cuál es la experiencia en el mundo y cuáles son las recomendaciones que existen, y cuál debiera ser la normatividad”.

Aclaró que la irritación ocular no tiene ninguna consecuencia permanente para los afectados, y que los signos y síntomas referidos, como enrojecimiento de cara y ojos, lagrimeo, dolor, así como escurrimiento nasal e inflamación de párpados, se registraron entre dos y 30 horas después de haber asistido al evento.

Fuente: Noticieros Televisa

Comments are closed.