jueves, agosto 13

Faltan médicos para atender Covid-19 en Yucatán

0
539

 

En plena pandemia por Covid-19, los hospitales públicos y privados de Yucatán están saturados no por falta de camas, sino por carencia de médicos y personal especializado, advierte el Dr. Orlando Paredes Ceballos, médico internista e infectólogo del IMSS, y jefe de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del hospital Faro del Mayab.

Para atender a un paciente de esta enfermedad se necesitan varias cosas, señala: “Primero, camas y espacio físico, que sí lo hay actualmente; pero también se requieren de especialistas preparados para atender pacientes con el virus, es decir, intensivistas, neumólogos, internistas e infectólogos, así como enfermeras entrenadas en este tipo de casos, de los cuales no hay en número suficiente”, explica.

Esto ocurre por dos razones, indica el Dr. Paredes Ceballos: una, muchos miembros del personal médico pidieron licencia para evitar el riesgo de infección por su edad o su estado de salud, y otros se retiraron del servicio al contagiarse con el virus.

Pero otro problema es la falta de ventiladores para atender a estos pacientes y de tomas de oxígeno suficientes para conectarlos, añade el entrevistado.

La dificultad, insiste, no es la falta de camas, sino de enfermeras y médicos especialistas en Covid-19, “pero si no hay otros médicos, ¿qué vamos hacer?”.

Según Paredes Ceballos, para afrontar este problema, “las autoridades se están moviendo”, y han llamado a todos los médicos, independientemente de su especialidad, para la atención de los pacientes con Covid.

También, ante el aumento en el número de casos, varios hospitales públicos han habilitado más unidades de atención como áreas Covid, lo que complica el trabajo, porque igualmente es necesario atender a los pacientes de otras enfermedades.

En cuanto al equipo, el Dr. Paredes Ceballos, egresado de la Uady con especialidad en el Centro Médico Nacional La Raza, y miembro del Consejo Mexicano de Medicina Interna e Infectología, afirma que no hay suficientes ventiladores.

“Cada paciente requiere de dos semanas de manejo ventilatorio para salir de la enfermedad, de modo que hacen falta más equipos de este tipo, además de la atención personalizada de una enfermera intensivista, un médico intensivista, un neumólogo, un internista…”.

La situación se complica, añade, porque no hay suficientes tanques ni tomas de oxígeno en la pared de los hospitales. En un cubículo solo puede haber un ventilador, pero las tomas de energía no tienen la potencia necesaria. Aún persisten estos problemas de logística, subraya. Continuará.

Costosa hospitalización

A pregunta del Diario, el Dr. Paredes Ceballos precisa que la atención de un paciente de Covid-19 en un sanatorio privado puede llegar a costar $30,000 al día, aproximadamente, siempre y cuando no se requiera de terapia intensiva. La buena noticia, señala, es que las aseguradoras ya cubren los gastos por la atención de esta enfermedad en la mayoría de los hospitales privados.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply