domingo, septiembre 27

Familia tekaxeña aún espera justicia

0
245

TEKAX.— La familia del menor que habría sido víctima en 2017 de un presunto caso de abuso de autoridad a manos de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) siguen sin recibir justicia en la Fiscalía General del Estado.

A casi ocho meses de lo ocurrido, los afectados siguen en espera de justicia por un menor de edad golpeado por policías estatales que le decomisaron una motocicleta que con ayuda de sus padres había modificado.

Como informamos el 28 de noviembre de 2017, M.G.C.B. fue detenido por un grupo de agentes de la SSP que iban en la unidad 6354 con el argumento de que era sospechoso del robo de la motocicleta que llevaba.

Como el joven es de cuerpo robusto, los agentes habrían pensado que se trataba de un mayor de edad, pero días antes había cumplido los 17 años, relata la madre del joven afectado.

“Le intentan arrebatar la motocicleta y como mi hijo se resistió entonces lo golpearon en el abdomen”, dice. “A pesar de que contamos con pruebas, fotografías, relatos de los vecinos que presenciaron el hecho, incluso las placas que le tomaron a mi hijo, el caso sigue impune; los responsables siguen campantes en la misma patrulla, siendo un riesgo para la comunidad”.

Sin respuesta

Neyfi Buenfil Balam, madre del menor, señala que por más que acudieron a la Comisión de los Derechos Humanos del Estado (cuyas copias mostraron al Diario) y con el alcalde Josué Manancé Couoh Tzec, no recibieron “ningún tipo de ayuda”.

Los papás manifiestan que su hijo sigue afectado psicológicamente por los hechos. El pasado 4 de diciembre fue citado a declarar en la Fiscalía estatal, pero “allá quedó todo”.

“El 24 de enero debí acudir para ratificar la denuncia, pero ese día estaba en cirugía otro de mis hijos que sufrió un accidente en diciembre y no pude presentarme. Mandé a mi hija, pero se negaron a atenderla en la Fiscalía.

“Ante la falta de respuesta y por la impunidad en este caso, acudimos a la Codhey y uno de los trabajadores dijo: ‘¿Qué quieres que hagamos? Estamos en México’, dándome a entender que no va proceder la denuncia.

“No dan respuesta sobre qué pasó con la motocicleta que le quitaron a mi hijo, que a pesar de que no tiene papeles porque fue ensamblada pieza por pieza, tenemos forma de demostrar que desde hace años la tenemos y la armamos poco a poco.

“Además ya hemos visto a los mismos agentes que le hicieron daño a mi hijo y no es justo que sigamos viviendo esta injusticia”, relatan los padres.

La denuncia contra los agentes quedó registrada en el expediente 784/2017, que obra en la delegación número 12 de la Fiscalía General del Estado, con sede en esta ciudad.

 

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.