martes, noviembre 24

Fieles le cumplen a San Juan Bosco

0
206

MOTUL.— Cerca de 1,500 personas de todas las edades participaron ayer en la misa y procesión en honor de San Juan Bosco, ayer miércoles, en el día de la fiesta del santo patrono.

Adultos, jóvenes y niños portaron el traje regional durante la procesión por las principales calles de la ciudad hasta regresar a la capilla de San Juan Bosco.

El recorrido fue acompañado de los estandartes de cada gremio participante. Los devotos llegaron al centro de la ciudad, rodearon el parque principal y se detuvieron para la bendición frente a la iglesia, antes de entrar al coso.

Después de la misa de 10 de la mañana, la imagen de San Juan Bosco, acompañada de la Virgen María Auxiliadora, realizó el recorrido por las principales calles de la ciudad, bajo los rayos del sol.

No faltó la música de charanga, la banda de guerra y el estruendo de los voladores, elementos que dieron vida a esta festividad religiosa.

Después del recorrido las imágenes retornaron al templo católico, donde se formó una larga fila para venerar a las figuras.

La misa fue oficiada por el vicario Ricardo Alejandro Sabido Fernández, quien en su homilía pidió que se siga el ejemplo de San Juan Bosco, sobre todo anteponer el arrepentimiento del pecado con humildad a Dios.

Cumplidora

Como cada año, Teodomira Estrella Chalé, de 74 años de edad, acudió a la capilla de San Juan Bosco para participar en las actividades religiosas en el día del santo.

“Soy devota de desde que tengo uso de razón”, afirmó la adulta mayor, quien agregó que la venerada imagen le ha cumplido con sus peticiones: salud y trabajo para ella y su familia.

—Todos los años acudo a participar en la misa y procesión del santo patrono, a quien le debo mucho por la salud que goza mi familia. Siempre cumplo con esta manda para estar en paz y continuar con esta tradición —expresó.

—Por mi edad, en esta ocasión solo participé en la misa y comunión, pero no en la procesión, ya que por el dolor en las rodillas no aguanto caminar tanto, y mientras otros recorrieron las calles, yo quemé velas frente a la imagen mientras rezaba —dijo.

Comentó que desde que se casó fue a vivir a Kancabal, “pero siempre le cumplo cada año a San Juan Bosco en su festejo y pienso hacerlo mientras las fuerzas me lo permitan”.

Por otro lado, un perro cruzado con rottweiler llegó la mañana de hoy a la misa de San Juan Bosco con su supuesta dueña, pero fue abandonado a su suerte por esta persona cuando el can fue sacado de la capilla.

Cerca de las 10 de la mañana, con un leve atraso del sacerdote Sabido Fernández, el perro, una hembra de color negro y hocico amarrillo, fue el foco de atención de los presentes por unos minutos cuando los devotos entraron a la capilla para el oficio religioso.

Algunos se incomodaron al tener cerca a la perra, y como trataron de espantarla para sacarla, ésta les gruñó; se asustaron y pidieron que el sacristán la retirara.

Terquedad

Pero la perra, que portaba un collar grueso de piel, se negó a salir y más se acercaba a su dueña, pero ésta, avergonzada, dijo que no era de ella, aunque e animal incluso se paraba sobre sus piernas.

El sacristán llamó a elementos de Protección Civil Municipal, quienes con una soga trataron de amarrarla para sacarla, pero se escabullía entre las bancas del templo y la gente, hasta que se le pidió a la dueña que saliera a la calle para que la perrita la siguiera, a lo cual accedió.

Los elementos de Protección Civil finalmente la atraparon y amarraron mientras terminaba la misa, pero al final la propietaria no regreso por el animal.

Los brigadistas ofrecieron regalar a la perrita, y no faltó un buen samaritano, de nombre Justo Pastor Chan Puch, de oficio mototaxista, quien la adoptó. “No es justo que la abandonen, si de por sí no la atendían al estar desnutrida y con garrapata… pero con un buen baño y croquetas se recuperará”.

Afirmó que es la primera perra que tiene, y la bautizó como “Juana”, por ser día del patrono.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.