martes, julio 16

Filial de drones de Google, primera en su ramo en obtener permiso de Aviación de EU

0
250

La empresa llamada Wing es la primera compañía de este tipo con ese permiso, que es el mismo que otorga la FAA a aeronaves pequeñas. Se dedicará a la entrega de mercancía.

Una rama de Google, de Alphabet, se ha convertido en el primer operador de drones en recibir la aprobación del Gobierno como aerolínea, un paso importante que le otorga la autoridad legal para comenzar a entregar productos a clientes reales.

La filial, Wing, ahora tiene las mismas certificaciones que las aerolíneas más pequeñas reciben de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) y del Departamento de Transporte.

Planea comenzar las entregas rutinarias de pequeños artículos de consumo en dos comunidades rurales en Virginia en unos meses, dijo la compañía.

“Es un momento emocionante para nosotros que nos hemos ganado la aprobación de la FAA para administrar un negocio con nuestra tecnología”, dijo el director ejecutivo de Wing, James Ryan Burgess, en una entrevista.

Él lo llamó “fundamental” tanto para su compañía como para la industria de drones en general.

Las regulaciones de aeronaves no tripuladas todavía no permiten la mayoría de los vuelos sobre las multitudes y las áreas urbanas, lo que limita el lugar donde Wing puede operar.

Pero las aprobaciones firmadas por la FAA el viernes y el lunes le dan a la compañía la capacidad de cobrar por las entregas de bienes de los clientes en Virginia y solicitar el permiso para expandirse a otras regiones.

Mientras que una gran cantidad de compañías que trabajan en programas de prueba han obtenido exenciones de la FAA para realizar vuelos de demostración o para realizar entregas en distancias cortas, nunca ha habido una compañía de drones aprobada según las regulaciones diseñadas para garantizar la seguridad de las aerolíneas chárter tradicionales o los pequeños transportistas de carga aérea.

La dependencia exigió a Wing crear extensos manuales, rutinas de entrenamiento y una jerarquía de seguridad, tal como lo debe hacer cualquier compañía aérea.

Las empresas que reciben el permiso también deben ser propiedad mayoritaria de ciudadanos estadounidenses.

Algunas compañías de drones se han quejado de que el proceso fue demasiado oneroso.

Muchos de los requisitos que tenían sentido para una aerolínea chárter, como los auxiliares de vuelo y los cinturones de seguridad de la tripulación, no se aplicaban a ellos.

Burgess explicó que el proceso de solicitud a la FAA tomó meses y fue “muy riguroso y muy completo”.

Otras compañías de drones que solicitan las aprobaciones de la FAA deberían poder moverse más rápidamente ahora que la agencia y Wing han resuelto los problemas sobre qué reglas deberían aplicarse a los operadores de drones y cuáles no, mencionó Burgess.

La certificación de la aerolínea de la FAA era necesaria porque las reglas existentes creadas estrictamente para drones no permiten el tipo de vuelos que Wing preveía, precisó.

De acuerdo con las regulaciones emitidas en 2016, por ejemplo, los operadores de aviones no tripulados o drones pueden volar por contrato, pero tienen que hacerlo dentro de las reglas estrictas que prohíben los vuelos fuera de la vista de un operador en tierra.

De manera similar, la FAA ha permitido vuelos automáticos en distancias más largas, pero solo son demostraciones y las compañías no pueden aceptar pagos.

Para que Wing operara en rangos más largos y cobrara realmente por el servicio, tenía que convertirse en un transportista aéreo con todos los lineamientos. La FAA confirmó que la certificación de la aerolínea estaba firmada, pero no ofreció comentarios adicionales.

Wing planea comenzar las entregas en las áreas de Blacksburg y Christiansburg de Virginia. La compañía ha estado realizando investigaciones en la asociación Mid-Atlantic Aviation Partnership de Virginia Tech.

A diferencia de Prime Air, de Amazon, otra posible compañía de distribución con drones, Wing venderá artículos de comerciantes locales.

Ahora que ha obtenido las aprobaciones de la FAA, comenzará a encontrar socios comerciales en las dos ciudades, destacó Burgess.

El dron de Wing de un ala, es un híbrido entre un helicóptero y un avión; puede despegar verticalmente y volar horizontalmente a altas velocidades. Lleva los paquetes en la parte baja, llevándolos a los patios de las personas con una correa mientras se encuentra a una distancia segura sobre su cabeza.

La compañía también recientemente ganó la aprobación para las entregas con drones de los reguladores en Australia, donde ha realizado pruebas exhaustivas.

Debido a la idea de que los drones sobrevuelan los hogares de las personas son muy nuevos, la compañía también planea llevar a cabo una amplia difusión a los líderes del Gobierno local y al público, agregó Burgess. Se espera que las entregas reales comiencen dentro de varios meses.

La aprobación de la FAA demuestra la rápida maduración de la tecnología de drones, comentó.

“Muestra que estos dispositivos pueden ser de valor agregado en nuestras comunidades”, explicó Burgess. “Pueden ser una forma más rápida, más limpia y menos costosa de transportar cosas sin dejar de aumentar la seguridad de la sociedad”.

Fuente: El Financiero

Leave a reply