domingo, febrero 23

Fiscal italiano ordena incautar buque varado y bajar a 83 migrantes

0
250

Entre aplausos y gritos de bienvenida, los 83 migrantes que viajaban en el Open arms, buque que llevaba 19 días a la deriva a un kilómetro de la isla italiana de Lampedusa, por fin pisaron tierra firme.

Entre aplausos y gritos de bienvenida, los 83 migrantes que viajaban en el Open arms, buque que llevaba 19 días a la deriva a un kilómetro de la isla italiana de Lampedusa, por fin pisaron tierra firme, luego de que el fiscal de Agrigento (Sicilia), Luigio Patronaggio, ordenó el desembarco e incautación del barco humanitario español.

La decisión fue tomada tras una inspección que realizó el propio fiscal junto con dos médicos, precisó en un comunicado. Patronaggio constató así la situación descrita por la tripulación como “explosiva”, cuando unos 15 migrantes se lanzaron al mar tratando de alcanzar a nado la costa.

El barco llevaba 19 días bloqueado en el mar sin poder atracar, ante la negativa del ministro del Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini, de permitir el desembarco a los migrantes rescatados en el Mediterráneo, a pesar de que seis países habían aceptado acogerlos.

El fundador de la ONG Open arms confimó el desembarco en Twitter: “Tras 19 días, desembarcaremos hoy en Lampedusa. Se incautará el barco temporalmente, pero es un costo que @openarms_fund asume para asegurar que las personas a bordo puedan ser atendidas. Consideramos indispensable priorizar su salud y seguridad en esta emergencia humanitaria”.

Tras bajar del barco uno a uno, los indocumentados fueron llevados en furgonetas hacia un centro de refugio de la isla, donde pasarán un par de días, para luego ser llevados a un centro nacional de refugio.

Patronaggio ordenó la incautación del buque. Según fuentes del procedimiento, el fiscal tomó esta decisión al amparo del artículo 328 del Código Penal que castiga con entre seis meses y dos años al funcionario público que haya omitido su deber que “por razones de justicia o de seguridad pública, o de orden público o de higiene y salud, debe ser cumplido sin retraso”.

El Open arms se quedará en Italia dos semanas, mientras se desarrolla la investigación.

La Fiscalía indaga un presunto delito de secuestro de personas, no dirigido contra nadie en concreto, para determinar por qué no se había desembarcado a los migrantes en Italia a pesar de que un tribunal tumbó la orden del Matteo Salvini de que el barco no entrara en aguas de Italia.

Ante la negativa del gobierno italiano y poco antes de las órdenes judiciales, el gobierno español ordenó ayer el envío de un buque militar para acoger a los migrantes y acompañar a la nave humanitaria al puerto de Mallorca, lo cual ya no ocurrirá por la orden de incautación.

El Open arms se había negado a navegar por sus propios medios con los migrantes hacinados en cubierta hasta un puerto español, alegando motivos de seguridad, falta de instalaciones y el mal estado físico y psíquico de los rescatados, así como el cansancio de la tripulación y los voluntarios por la larga crisis, que ayer cumplió 19 días.

Otro buque humanitario, el Ocean Viking, operado por SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), sigue buscando un puerto seguro con más de 350 migrantes a bordo.

Fuente: El Financiero

Leave a reply