martes, julio 23

Fiscalía de la República citará a soldados, PF y empleados de Pemex por Tlahuelilpan

0
105

Alejandro Gertz Manero, fiscal de la República, aseguró que esos testimonios permitirán conocer la cronología exacta de lo ocurrido y con base en ello se podrán deslindar las responsabilidades.
Juan Francisco Rivera, subdirector de transporte de Pemex, explicó que no se cerró la válvula de manera inmediata porque cuando se detectó era ‘un pequeño charco’.

La Fiscalía General citará a declarar a soldados, policías federales, trabajadores de Pemex, al fiscal de Hidalgo y a empleado de gobierno, federal o local, así como vecinos, cuyo testimonio permita saber la identidad de los responsables de perforar el ducto que el viernes estalló en Tlahuelilpan, Hidalgo, y que ha cobrado la vida de 91 personas.

Alejandro Gertz Manero, fiscal de la República, aseguró que esos testimonios permitirán conocer la cronología exacta de lo ocurrido y con base en ello se podrán deslindar las responsabilidades. “La cronología de los hechos tiene que quedar absolutamente clara y precisa; para eso vamos a llamar a todas las autoridades que intervinieron, para que declaren en la averiguación y tengamos claro lo que pasó. Ese aspecto cronológico genera dudas y vamos a evitar que eso ocurra conociendo quién actuó, a qué hora y cómo fue.

“Vamos a recabar todos los datos posibles, y es fundamental informar a todos los mexicanos, a las víctimas y ofendidos, cuál es el camino de esta institución… No va a haber ningún ocultamiento, nada que genere desconfianza”, dijo.

En conferencia, destacó que para evitar una falta de precisión en lo que se haga, no se adelantará a la opinión pública ninguna hipótesis, que no haya manera de poder ratificar. “Vamos a manejarnos con toda precisión”.

Detalló que a los sobrevivientes no se les está imputando, por ahora, ningún cargo ni se encuentran sujetos a investigación. “Tenemos que saber quién es el que produjo ese delito, quiénes son los responsables directos, y las consecuencias se verán en su momento. Yo no creo que sea el momento de victimizar o maltratar a las víctimas, eso no significa que no vayamos hasta donde tengamos que ir, pero no hacer esas cosas, no me parece humanamente razonable”.

Precisó que hasta el momento la FGR no tiene ningún elemento para solicitar la extinción de dominio de alguna propiedad relacionada con el caso Tlahuelilpan, “pero ello no quiere decir que no la vaya a haber”.

Cuestionado sobre la ejecución de tres líderes huachicoleros, ocurrida en las últimas horas en Hidalgo, Gertz Manero señaló que no se pueden desechar estos crímenes como parte de la investigación de la tragedia de Tlahuelilpan. Dijo que ya pidió todos los elementos que se tengan para investigar en esos casos específicos por cuestiones relacionadas con el crimen organizado.

Sobre la imputación a “altos mandos de Pemex” por delitos de huachicoleo, el fiscal general señaló que se espera que un juez cite ya a la audiencia para hacer la imputación de los cargos en su contra.

En la rueda de medios estuvieron presenten diversos funcionarios de la Fiscalía, quienes dieron a conocer las acciones en su ámbito de competencia.

Sara Irene Herrería, subprocuradora de Derechos Humanos de la PGR, aseguró que se trabaja para que el personal de la Fiscalía realice su labor con estricto respeto a los derechos humanos de las personas.

También estuvieron presentes Andrés Ochoa Romero, subprocurador de Control Regional, quien dijo que hasta ahora se han realizado 12 entrevistas a posibles testigos y se han realizado una serie de peritajes e inspecciones en la zona del estallido.

Asimismo, estuvieron Luis Carranza Figón, encargado del despacho en la SEIDO; Vidal Díaz-Leal, titular la Policía Ministerial; Adriana Campos, Visitadora General, esta última encargada de verificar la legalidad de toda la investigación.

Ducto no se cerró de inmediato porque ‘apenas era un charco’
Juan Francisco Rivera, subdirector de transporte de Petróleos Mexicanos (Pemex), explicó que no se cerró la válvula de manera inmediata porque cuando se detectó era “un pequeño charco”.

Dijo: “lo pueden ver en las imágenes, cuando se detectó la toma clandestina era un pequeño charco. Cuando recibimos el reporte así inició: como un pequeño charco”.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, afirmó que “cuando recibimos el reporte, el ducto se suspendió a las 18:20 si mal no recuerdo, la válvula se seccionó a las 18:30, la fuente fue aproximadamente como a las 18 horas, 17:50, o sea, fue provocada, no sé si intencionalmente, pero de un principio estaba controlado el derrame”.

Comentó que “es por eso que el ducto estaba operando muy estable hasta lo que ya vieron que sucedió, que fue la fuente. No transcurrieron más que aproximadamente 15, 20 minutos en que se tomaron acciones”.

Explicó: “hidráulicamente, cuando un ducto suspende no podemos seccionar rápidamente una válvula, porque hay un fenómeno que se llama transitorio, y que eso puede provocar una ruptura del ducto. Entonces, tiene que pasar un periodo corto, continuar el recibo en Tula para evitar que ese fenómeno nos origine una ruptura de un ducto”.

Sobre el accidente aclaró que cualquier chispa pudo causar la explosión y que el clima también fue un factor. “También las características, ese día, del medio ambiente, que en especial en esa zona hace mucho frío y baja la niebla, entonces, también los vapores se concentran abajo, entonces, no permite la evaporación, y eso también genera que rápidamente se pueda incendiar”.

Rivera Cavazos agregó que se reparan válvulas en diferentes estados y que éstas “son válvulas de bronce para baja presión, 150 libras por pulgada cuadrada, y eso ha generado gran cantidad de tomas clandestinas controladas porque no son las especificaciones que se tienen que utilizar. Esto también, para nosotros como técnicos, representa un gran riesgo, la atención de las mismas, ya que aplicar un tipo de procedimiento, como es la suspensión del ducto de presionar en su totalidad para poder hacer la eliminación y evitar que emita un derrame, por consecuencia, afecta a nuestros trabajadores”.

Agregó que “a eso nos enfrentamos ese día, a pesar de que el ducto está suspendido había una presión importante de siete kilos que tendríamos que controlar para poder sofocar el incendio”.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.