sábado, diciembre 4

Foto de la Nasa revela historia de la caída del meteorito que mató a los dinosaurios

0
302

Una fotografía tomada desde el Espacio por la Nasa reveló parte de la historia que ocurrió a 66 millones de años con la caída de un meteorito en Chicxulub, Yucatán

A más de 66 millones de años, la Península de Yucatán, para ser exactos el puerto Chicxulub, Yucatán, fue el escenario donde cayó un meteorito que no sólo cambió la historia, sino acabó con una especie que dominaba el mundo, los dinosaurios

El meteorito tenía medida aproximada de14 kilómetros de ancho, lo que generó una gran explosión a su caída, así como crear un gran cráter de aproximadamente 180 kilómetros y cuerpos de agua que hoy se conocen como cenotes.

La Nasa recordó que el cráter de Chicxulub, que ahora se encuentra parcialmente en tierra, es el de gran impacto mejor conservado de la Tierra y ha estado enterrado bajo gruesas capas de piedra caliza, sin embargo, los restos del cráter aún son visibles en la superficie.

A través de una fotografía, se detalla que frente a la costa de Yucatán se cuenta con un arco de 250 kilómetros de sumideros que marca el borde del cráter y al carecer de agua se alcanza a ver desde el Espacio.

“Debido a que el agua de lluvia es ligeramente ácida, el agua superficial disuelve el lecho de roca caliza y se infiltra en él, creando pozos de disolución, cenotes y cuevas, así como el río subterráneo más largo del mundo”, mismo que se dio a conocer hace unas semanas por parte de las autoridades ambientales de la entidad.

Se detalla que cuando esas grandes capas de piedra caliza se erosionan, los sedimentos calcáreos se lavan en la amplia y poco profunda plataforma de Yucatán, por lo que la imagen en color natural, los remolinos de sedimentos son visibles frente a la costa norte y oeste de la bahía de Campeche.

En la fotografía se observa cómo los sedimentos dispersan la luz y esta reflectividad le da al agua su color característico cuando es vista desde el espacio.

“Cuando flota cerca de la superficie, el sedimento parece de color marrón oscuro, pero a medida que se hunde y se dispersa, el color cambia a tonos de verde y azul claro. Cuando las aguas costeras poco profundas son agitadas por los vientos, las mareas, las tormentas o las corrientes, los sedimentos del fondo marino pueden volver a quedar en suspensión”, explica.

Fuente: Por Esto

Leave a reply