martes, noviembre 12

Frenan desmonte en Los Chenes

0
155

Profepa y Gendarmería clausuran 8 predios donde fueron devastadas sin autorización 107.26 hectáreas, en montes de Iturbide y Xmabén / Pretendían parcelar 4 mil hectáreas de tierras dentro del Area Natural Protegida “Balam Ka’ax”, en los límites de Campeche con Q. Roo

CAMPECHE, Cam., 26 de marzo.- Tras reiteradas denuncias de los pobladores de la región de los mayas y un seguimiento puntual de POR ESTO!, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó de la clausura de 107.26 hectáreas de selvas en ocho predios por cambio de uso de suelo, localizadas en terrenos forestales sin autorización para tal fin.

De esta manera, la dependencia federal frena el desmonte de selva que realizaban menonitas en Iturbide y Xmabén, en la región de Los Chenes, lo que había generado enojo de los pobladores e incluso llegaron a la retención de los voceadores de esta casa editora por considerar que no existía el mencionado desmonte ilegal.

Sin embargo, personal de la Profepa con apoyo de la Gendarmería, constató la afectación de vegetación característica de selva mediana y baja, y señalan que entre los ejemplares afectados destacan tzalam (Lysiloma latisiliquum), jabín (Piscidia piscipula), chacá rojo (Bursera simaruba) y Beaucarnea sp, enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en categoría de amenazada (A).

La dependencia refiere que esta acción se realizó en atención a diversas denuncias públicas en el municipio de Hopelchén, por lo que se procedió a la clausura de ocho predios por cambio de uso de suelo en terrenos forestales en los Ejidos Agustín de Iturbide y Xmabén, municipio de Hopelchén.

La dependencia detalla que personal de Profepa, en coordinación con la Secretaría de Marina (Semar) y la Policía Federal, a través de Gendarmería División Ambiental, realizó un operativo en atención a denuncias públicas sobre la afectación de la selva en Campeche en su colindancia con Quintana Roo.

Operativo

En total, participaron 52 elementos, tanto de Profepa como de las fuerzas federales de seguridad, quienes realizaron ocho visitas de inspección en las que se constató la remoción de vegetación forestal característica de la selva mediana y baja en una superficie de 107.26 hectáreas, sin que se presentaran los documentos de autorización de cambio de uso de suelo en terrenos forestales que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además, se observó una maquinaria pesada con implemento adaptado (pala) que presumiblemente fue utilizada para la apertura de seis brechas en una longitud de 25.36 kilómetros.

Por lo anterior y ante la falta de la autorización de cambio de uso de suelo en terrenos forestales que emite la Semarnat y con fundamento en el artículo 170 fracción I y II de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), los inspectores de la Profepa determinaron imponer como medida de seguridad la clausura total de las actividades de cambio de uso de suelo con remoción total o parcial de la vegetación forestal y el aseguramiento precautorio de una maquinaria pesada D6, a fin de evitar que se continúe realizando el daño a los recursos naturales.

Querían parcelar 4 mil hectáreas

El aseguramiento de la maquinaria les permitió evitar el parcelamiento no autorizado de más de 4 mil hectáreas de selva en los límites de Campeche con Quintana Roo, donde se pudo verificar la afectación de 3.2 hectáreas de selva dentro del Area Natural Protegida “Balam Ka´ax”. También se efectuaron tres recorridos en los ejidos Agustín de Iturbide, Cancabchén y Carlos Cano Cruz.

De acuerdo con lo establecido en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), los responsables de las actividades de cambio de uso de suelo en terrenos forestales sin autorización podrán hacerse acreedores a multas que van de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente.

También puede ser objeto de denuncia penal ante la Fiscalía General de la República, mediante las cuales pueden ser acreedores a penas que van de seis meses a nueve años de prisión y multas por el equivalente de 100 a 3 mil días multa de acuerdo con lo establecido en el Código Penal Federal. Además, se tendrá que cumplir con medidas urgentes de restauración que la Profepa ordene para resarcir los daños efectuados.

Con estas acciones, la Profepa reitera su compromiso y misión de proteger los recursos naturales de México, así como procurar la justicia ambiental y garantizar el derecho humano a un medio ambiente sano.

Cronología en POR ESTO!

El 8 de marzo

Se reportó que varias unidades de la Gendarmería, elementos ministeriales, así como el personal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), entre otros, ingresaron en las inmediaciones de la zona noroeste, por Xchail y Yaxché, vía terrestre, y dos avionetas vía aérea para verificar la posible deforestación de unas 5 mil hectáreas, según denuncia de los propios pobladores.

El comisario ejidal de Iturbide, Carlos Lara Dzib, y el comisario ejidal de Xmabén, Clemente Achevida, dijeron que era una reverenda mentira la información de la presunta tala ilegal y que sólo perjudica a quienes viven con tranquilidad.

9 de marzo

Elementos de la Gendarmería, por segundo día, recorrieron gran parte de la selva de Iturbide en busca del presunto delito ambiental. Participan la Marina, el Ejército, la Profepa, Semarnat, Conafor entre otros inspectores para buscar la parte deforestada que se dio a conocer en días pasados por este mismo medio de información e ingresaron al monte encabezados por el comisario ejidal Carlos Dzib.

10 de marzo

La Gendarmería, junto con la Secretaria de Marina, la Procuraduría Federal para la Protección al Ambiente, decomisó una baldosa D8, propiedad de Issac Woelke, quien presuntamente realizaba trabajos de desmonte, por lo que fue traída a la ciudad de Hopelchen. El operador huyó bajo monte y la pesada maquinaria fue trasladada al corralón particular.

El 11 de marzo

En represalía por la publicación y voceo de una nota en la que se presumían malos manejos en el aprovechamiento de recursos madereros en Xcanhá, autoridades ejidales de esa comunidad retuvieron por varias horas al personal de circulación de esta casa editorial.

Esta situación tiene lugar tras la llegada de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) a la zona para investigar desmontes y aprovechamiento irregular en la región de Los Chenes, considerada a nivel nacional como la que mayor tasa de deforestación registra.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.