miércoles, noviembre 13

Frustrado asalto a casa de cambio

0
952

En grave riesgo permanecieron la mañana de este miércoles la población y el sector turístico, en el primer cuadro de la ciudad y la entrada de la Zona Hotelera de Cancún, al quedar en medio de una persecución durante un asalto violento a una casa de cambio; el cual finalmente no se concretó.

Varias calles y avenidas principales fueron cerradas por varios minutos, provocando un gran caos vehicular.

La Policía Federal detuvo a uno de los delincuentes en la Supermanzana 7, mientras que policías municipales con apoyo de la Marina detuvieron a otro con el que incluso hubo un enfrentamiento a balazos.

Otro más que resultó ser un menor de 16 años de edad, fue detenido al interior de la casa de cambio, en donde había quedado atrapado y el guardia de seguridad también fue detenido; ante la sospecha de haber participado en el intento de atraco.

Minutos antes de las 8:00 horas de este miércoles, el número de emergencias 911 emitió el reporte de un robo en proceso, en la casa de cambio “Money Exchange”, ubicada en la Supermanzana 3, sobre la avenida Coba con calle Mojarra.

Elementos de la Policía Municipal acudieron al lugar para verificar el reporte, y al llegar, vieron una camioneta Jeep polarizada de color dorado, la cual estaba estacionada enfrente del lugar en mención.

Al ver a los policías, un sujeto bajó de la camioneta y salió corriendo, internándose en la Supermanzana 3 por la calle Sierra, mientras que otro sujeto que estaba arriba de la unidad comenzó a disparar a los policías para después escapar; por lo que se activó el Código Rojo.

En apoyo, llegaron al lugar elementos de la Marina Armada de México, quienes se unieron a la búsqueda del sujeto que había salido corriendo, llegando también elementos de la Policía Ministerial.

Al mismo tiempo, elementos de la Policía Federal reportaron haber detenido a un sujeto en la Supermanzana 7, a un costado de Plaza Las Américas, siendo identificado después como uno de los participantes en el robo a la casa de cambio; el cual finalmente no se concretó.

Al lugar de los hechos también llegaron paramédicos de la Cruz Roja, a bordo de la ambulancia QR-025, quienes se hicieron cargo de atender a Esbeydi L. R., de 32 años de edad, cajera de la casa de cambio; quien presentaba golpes en el rostro y sufría una crisis nerviosa.

La mujer dijo a las autoridades que uno de los sujetos que habían entrado a la casa de cambio, la golpeó en el rostro, arrebatándole su bolso de mano y amenazándola de muerte; después de ser entrevistada por los policías fue trasladada al IMSS de la avenida Cobá.

Mientras eso sucedía, se reportó que en la avenida Sunyaxchén, dos sujetos habían robado un taxi con número económico 2295, el cual fue abandonado después en el cruce de la avenida Uxmal con José López Portillo.

El apoderado legal de la casa de cambio llegó al lugar y dijo a los policías que a través de las cámaras de seguridad fue que se percató de lo que sucedía y llamó al encargado del sistema de cámaras y seguridad del lugar, para poder abrir una de las puertas del interior; ya que esta se había bloqueado, dejando atrapado a uno de los asaltantes, mismo que fue detenido instantes después.

En total, fueron cuatro sujetos los que entraron a robar a la casa de cambio, sin conseguirlo, de los cuales, sólo fueron detenidos dos de ellos, identificados como Oscar D. A., de 31 años de edad, originario de Chiapas; quien fue detenido por elementos de la Policía Federal en la Supermanzana 7.

El asaltante que quedó atrapado en la casa de cambio fue identificado como Angel Gustavo S. R., de tan solo 16 años de edad, originario de Cancún, además de que también fue detenido el guardia de seguridad de la casa de cambio, identificado como Daniel C. T., de 23 años, originario de Felipe Carrillo Puerto; pues según los policías se negaba a darles acceso cuando llegaron al lugar.

Todos fueron trasladados a la Fiscalía General del Estado (FGE), en donde quedaron a disposición de la autoridad ministerial.

Mientras todo eso ocurría, los cientos de automovilistas que se dirigían a sus trabajos, quedaron atrapados en el tráfico vehicular que se generó, por los cierres que se hicieron en la zona donde ocurrió el robo y en los otros puntos donde hubo persecución.

Todos ellos, expuestos a ser víctimas de alguna bala perdida durante la persecución de los delincuentes que si lograron escapar.

Fuente: PorEsto

Leave a reply