domingo, agosto 9

Funerarias cumplen con protocolos de salud, avalados por la OMS

0
81

La apertura de los cementerios para la inhumación de cuerpos de personas fallecidas por Covid-19 se debe a la saturación del servicio por los tiempos que conlleva el proceso de incineración y no por un aumento en los decesos por la pandemia, aclaró la Secretaría de Salud, que precisó que de las 22 funerarias registradas ante la Comisión Para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam), solo tres cuentan con este servicio, dos en la ciudad capital y una en Ciudad del Carmen.

Así, los cementerios locales deberán atender estos servicios de acuerdo con el protocolo dispuesto por la Federación desde abril pasado, a través de la “Guía de Manejo de Cadáveres por Covid-19 SARS- Cov-2 en México”, difundido desde el inicio de la contingencia y avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que se precisa que si bien no existe evidencia científica que suponga un riesgo de contagio de cadáveres a personas vivas, la principal recomendación es la cremación como primera opción, además de la prohibición de ritos funerarios y la inhumación en un tiempo no mayor a las 12 horas después del deceso.

Cabe mencionar que el proceso de incineración puede durar hasta tres horas y media en promedio, sin contar la entrega y traslados funerarios, desinfección de las unidades, equipamiento de las personas que prestan el servicio y demás factores que implican el manejo de estos cadáveres, reduciendo así la capacidad de servicio de las tres funerarias que brindan esta opción en el Estado.

En este sentido, la Copriscam mantiene las verificaciones para constatar que todas las funerarias sigan los protocolos establecidos.

“Desde un inicio se verificaron para constatar lo dispuesto en los acuerdos de la Secretaría federal y estatal, aunado a esto se les enviaron mediante oficio la descripción del procedimiento a seguir para el manejo de cadáveres por Covid, por lo que del resultado de estas visitas, se puede concluir que las funerarias cumplen con estos aspectos señalados en los citados documentos”, precisó el comisionado, Santiago Rodríguez Adam.

En caso de que las funerarias no cumplan con los protocolos establecidos pueden ser suspendidas temporalmente de sus actividades como medida de seguridad.

TOMAN MEDIDAS EN PANTEONES
Por otra parte, ante las nuevas disposiciones para la inhumación de cuerpos fallecidos por Covid-19, el director de Servicios públicos del Ayuntamiento, Máximo Segovia Ramírez, comentó que se están tomando medidas en los cuatro panteones municipales ya que los trabajadores cuentan con el equipo necesario para poder manejar estos casos y los sospechosos, ante el incremento considerable de muertes en la ciudad, ya que tan solo en esta semana se han tenido 39 inhumaciones y 12 depósitos de cenizas.

El funcionario aclaró que si bien no todos los decesos son por Covid, se ha tenido un aumento considerable, por lo que, ante la falta de capacidad en los cementerios municipales se ha tenido que implementar las fosas simples en el cementerio municipal Siglo XXI, siendo alrededor de 200 osarios y criptas disponibles actualmente, mientras se está en la planeación de la ampliación a cerca de 400 con facilidades de pago para los deudos de personas Covid.

“La cantidad de difuntos que se ha tenido estos días ha rebasado la capacidad de la cremación, no es para estar en un estado de alarma. Por lo que la Secretaría de Salud hizo un acuerdo con el Ayuntamiento de Campeche y con las áreas médicas para modificar el acuerdo de salud en cuanto al manejo de los cadáveres, para ampliar el plazo a 24 horas posteriores a la defunción para la posibilidad de sepultar el cuerpo entero”, detalló al recordar que en la ciudad solo se cuentan con dos empresas crematorias.

MEDIDAS
Ante estas nuevas disposiciones se han tenido que tomar medidas de seguridad para los trabajadores en los cuatro panteones municipales, por lo cual la autoridad de salud les otorgó todo del equipo de seguridad para los trabajadores, en lo que llega el equipo que ya fue solicitado por la Comuna. Por el momento no se tiene mayor capacitación que la correcta colocación del equipo, ya que las funerarias previamente tienen que llevar a cabo un proceso de doble embalsamiento del cuerpo y sellado del féretro, el cual no debe abrirse por los familiares, para que posteriormente a la llegada de este ataúd a los cementerios, los trabajadores apliquen sanitizante y procedan a la inhumación.

Cabe señalar que dicho equipo de protección consta con un overol blanco completo, cubrecabello, cubrebocas, cubrebotas, guantes y careta especial, tal como en las áreas quirúrgicas del sector salud, esto para poder garantizar la seguridad de los trabajadores de los panteones; aunado a esto se les entregó gel antibacterial y sanitizante para la aplicación en el ataúd, acompañantes y material a utilizar.

Recalcó que en el caso de una muerte natural se permite la entrada al cementerio, con sana distancia a 10 familiares máximo, mientras que cuando es un caso Covid solo se permiten dos familiares, algún personal de la funeraria y dos sepultureros de la Comuna con sus equipos especiales.

ESPACIOS
Recordó que para estos entierros si la persona cuenta con alguna propiedad en cualquiera de los cuatro panteones municipales se verifica que esté vacía o se lleva a cabo la exhumación de restos con un costo de 391 pesos. aproximadamente (si está en tiempo ya que son mínimo 3 años) y se procede a la inhumación del nuevo cadaver; pero en caso de no tener lugar propio recordó que la comuna meses atrás tomó la decisión de habilitar un espacio, llamado fosa simple, en la cual se dará cristiana sepultura para aquellos que desafortunadamente fallezcan por algún mal o de covid, el cual se encuentra en el panteón Siglo XXI con capacidad para alrededor de 150 a 154 fosas simples el cual se “vende” por 3 años y tiene un costo de mil 113 pesos.

Cabe señalar que al momento de los 154 hay 59 espacios ocupados, por lo que el resto (95) están para la venta ante la saturación de los panteones municipales como San Román, Santa Lucía e incluso el de Samulá, por lo que mencionó que: “Estamos buscando otro espacio para poder habilitarlo y estamos también terminando la construcción de 228 criptas y 222 osarios, las cuales están próximas a salir a la venta, estamos analizando la mecánica específicamente para el caso covid, ante las dificultades económicas que también existen en la ciudadanía” detalló al señalar que también se buscara que a quienes tengan familiares enterrados en fosa simple los exhumen para el cambio a un osario de su propiedad; recalcando que se tenía cerca de 11 años sin llevar a cabo la construcción de criptas en ningún panteón municipal.

Fuente: Novedades Campeche

Leave a reply