lunes, septiembre 21

Ganaderos de Yucatán libran dos batallas: contra la crisis y contra la canícula

0
677

 

Con información de Ariel Irigoyen

Los ganaderos están preocupados por la canícula, pues hace varias semanas que ha dejado de llover. Los pastizales se están acabando por falta de agua por lo que esperan que ondas tropicales que atraviesan la Península de Yucatán dejen una estela de fuertes lluvias para el crecimiento del pasto que es el alimento del hato ganadero informó el propietario del rancho San kutz Luis Zepeda Cruz

Zepeda Cruz dijo que la canícula a estado muy fuerte: con mucho calor, altas temperaturas, pocas lluvias; no llueve parejo en algunos lados, si acaso se nubla y solo salen unas cuantas gotitas, mientras los pastizales se van secando por falta de precipitaciones pluviales

Subrayó que las ondas tropicales que crucen por la Península de Yucatán van a dejar un buen caudal de lluvias qué va a permitir refrescar las tierras, mojar los pastizales y que haya más pasto nuevo para el alimento de las reses que se mantienen gordos, en buen estado y con buena calidad en sus carnes

Mencionó que debido a la crisis económica que atraviesa el país provocado por la pandemia del coronavirus, este año han bajado las ventas de toros, vacas, becerros, novillonas. Muy pocas reses se están vendiendo al centro y occidente del país mientras que en el norte, que siempre compran ganado yucateco, hasta el momento no ha habido la compra de reses.

Preciso que también ha bajado la demanda de la carne de res en un 50%. El 50% que se vende, una parte se va a la Riviera Maya donde hay apertura de actividad turística, otra parte en el mercado nacional y una parte en el mercado local. Simplemente no hay dinero, todos pasan momentos muy difíciles acosta de este problema de salud que también afecta a la industria ganadera yucateca

Explicó que están comprando el maíz forrajero a un precio de $5000 la tonelada, el cual se importa desde los Estados Unidos porque no hay producción nacional, incluso la carne de res que por kilo costaba $130 ahora está en $110; no hay mucha demanda del alimento así que los ganaderos pasan por apuros económicos para poder mantener a sus ranchos y a sus reses, esperando que pronto pueda mejorar esta situación y haya más venta de reses para que tengan ingresos para mantener sus ranchos.

Leave a reply