sábado, julio 4

Gasolinera surte combustible con agua en Campeche

0
157

En tanto que por lo menos 15 automotores sufrieron serios desperfectos mecánicos por el suministro de gasolina revuelta con agua, inspectores del Ayuntamiento de Campeche llevaron a cabo de manera sigilosa una inspección general de la nueva gasolinera que se construye a pasos acelerados en el barrio de Santa Lucía, en esta capital, aún en contra de la voluntad de los habitantes de esa zona.

Debido a las fuertes y constantes precipitaciones que se han dado y al mal estado de los tanques de almacenamiento de combustible, nueva mangueras de gasolina Magna de la estación Servicios Santa Lucía, propiedad de la familia Ruiz Mendoza, están fuera de servicio. Por su parte, la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco) obligó a los dueños de esta estación a reparar daños mecánicos y la devolución del combustible, pero en Premium, a los propietarios de 15 automóviles que resultaron con daños severos en sus respectivos motores, al grado que debieron ser trasladados en grúas para ser reparados.

De acuerdo a un informe previo, Pedro R. de la Gala, delegado de la Profeco, indicó que ya se están llevando a cabo las investigaciones correspondientes para confirmar las consecuencias de este hecho que se suscitó el lunes.

La gerencia de la estación deberá absorber todos los gastos de reparación de los automóviles mencionados, así como de reponer el combustible.

Inspección en secreto

Por otra parte, la mañana de ayer martes, inspectores de la Comuna de Campeche realizaron prácticamente en secreto una inspección en el sitio donde se construye una gasolinera, en la esquina de la calle 108 con Santa Lucía, que es propiedad de una cadena yucateca.

Los inspectores llegaron muy temprano a bordo de una camioneta estaquitas color gris. Inmediatamente se introdujeron a la obra, que está completamente cubierta con láminas de asbesto que ocultan el avance de los trabajos, los cuales han provocado el malestar de los vecinos, los cuales se oponen rotundamente a la operación de esta estación de servicio y que en protesta, han realizado bloqueos de calles.

Wilma Rico representante de los vecinos, reiteró que agotarán todos los recursos legales necesarios para evitar que se instale de manera ilegal “una bomba de tiempo en ese lugar”, ya que de acuerdo al Reglamento Urbano Municipal vigente no hay condiciones para ello.

Fuente: La Jornada Maya

Comments are closed.