viernes, diciembre 6

Gastronomía local atrae a cruceristas

0
118

Progreso, Yuc.- Los tripulantes de los cruceros que arriban al puerto se han convertido en una fuente de ingresos para los locatarios del mercado municipal dedicados a la gastronomía, ya que utilizan la cocina a cambio de dejarles preparar sus alimentos.
José Cruz Cámara y Martin Vega, locatarios del mercado municipal, dieron a conocer que estas personas dejan el billete verde en el mercado municipal, mientras realizan un convivio, reuniéndose en una cocina donde degustaron sus alimentos que prepararon.
Tripulantes de diversas nacionalidades como filipinos, colombianos, panameños y jamaiquinos, llegan al mercado local al arribar el crucero, siendo una fuente de ingresos para el mercado municipal, que prácticamente no recibe nada de los turistas internacionales.
Alrededor de las 14:30 horas, los visitantes preparan en la cocina una gran olla de arroz blanco, que es uno de los platillos de los filipinos y preparan sus alimentos para degustar, como jaibas, adobado, pescado frito, al igual que mariscos, todos adquiridos en la central de abastos.
Los tripulantes de los cruceros son grandes consumidores de chile habanero para acompañar sus alimentos y desde luego, el marisco como la langosta marina, cócteles de camarón, que se han convertido en los favoritos de la mesa de los tripulantes de los cruceros al llegar al puerto.
Los pasajeros no consumen alimentos y realizan prácticamente nulas compras en el mercado local. Los tripulantes prácticamente utilizan la cocina para preparar sus propios alimentos.
Cada semana, cuando menos llegan al puerto de Progreso dos cruceros, los cuales entre los tripulantes se van pasando la información de dónde les pueden ofrecer este tipo de servicios, por lo que los tripulantes de estos hoteles flotantes preparan sus propios alimentos.
Entre éstos, hay féminas que también laboran en los grandes cruceros; el trato que reciben hace que estos regresen. Hay tripulantes que han venido al mercado hasta en tres ocasiones; éstos retornan con otros compañeros que vienen a pasar un momento agradable en el mercado municipal, que es un servicio que no se realiza y ahora se aprovecha esta oportunidad de generar recursos.
Entre los tripulantes hay algunos que hablan español, como los colombianos y panameños que dominan ambos idiomas, hacen más fácil la comunicación con los visitantes y sirven de intérpretes.
Aunque el tiempo que estos permanecen en las costas de Progreso es limitado, tomando en cuenta que bajan a dar sólo un breve recorrido por el puerto, con el tiempo medido.
De esta manera, la presencia de los tripulantes al mercado municipal es una fuente de ingresos para los que comercializan alimentos para los que les ofrecen este servicio a los tripulantes de los cruceros turísticos que arriban al puerto de Progreso.

Fuente: Por Esto!

Comments are closed.