martes, noviembre 19

Germán Martínez renuncia al IMSS; denuncia política de recortes y despidos

0
252

Germán Martínez Cázares se convirtió en la primera baja del gabinete.

El expanista renunció a la dirección del IMSS bajo el argumento de que Hacienda mantiene una “injerencia perniciosa” al imponer recortes y despidos que ponen en riesgo los servicios a los derechohabientes.

En una carta pública, el también senador con licencia afirmó que las acciones de austeridad en salud que implementa la dependencia a cargo de Carlos Urzúa son “inhumanas” para los sectores sociales más humildes.

Aseguró que Hacienda no cumple con el mandato presidencial de acabar con el neoliberalismo, pues por generar ahorros se despide a personal por cargos y no por las funciones que realizan.

Acusó que no hay avance en obras y pagos a proveedores, los contratos se rezagan y algunos están por vencerse.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que para suplir a Martínez Cázares hay buenos funcionarios que saben ajustarse a lo que determina Hacienda. También, que sabía de las diferencias entre el expanista y la dependencia que encabeza Urzúa.

Deja el IMSS tras choque con SHCP

Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano, lamenta el ahora exdirector en su carta de renuncia.

Germán Martínez Cázares presentó al Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) su renuncia a la dirección general de ese instituto, bajo el argumento de que la Secretaría de Hacienda mantiene una “injerencia perniciosa” al imponer recortes y despidos que ponen en riesgo los servicios a los derechohabientes.

“Quiero decirlo lo más claro que puedo y debo: algunos funcionarios de la Secretaría de Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social”, expresó mediante una carta pública.

Martínez Cázares consideró que las acciones de austeridad en salud por parte de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Carlos Urzúa, son “inhumanas” para los sectores sociales más humildes.

“Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres”, reprochó.

Para el exfuncionario, el actuar de Hacienda no cumple con el mandato presidencial de finalizar el neoliberalismo, debido a que, bajo el argumento de “austeridad” se despide a personal por cargos y no por las funciones que realizan.

Además, consideró que, en el intento de remodelación del IMSS, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral, otros sin contrato, mientras que las vacantes aumentan, sin que se mejore el servicio de salud.

Advirtió que en estos seis meses que inició la cuarta transformación hay 0% de avance de obras y pagos a proveedores, los contratos y convenios de servicios se rezagan, y algunos están por vencerse sin horizontes de legalidad y eficiencia, las compras de equipamiento paradas, y las reclamaciones y litigios en aumento.

En el caso de los medicamentos, dijo que si bien el abasto está garantizado, es precario y en algunos lugares “pende de un hilo”.

Martínez consideró que el IMSS requiere de “una gran reforma legal”, y no una pequeña reforma reglamentaria y burocrática.

“La cuarta transformación no son cambios burocráticos, sino revolución cultural”, además, reprochó que desde Hacienda se intenta una “remodelación cosmética del IMSS”

A la salida de Martínez Cázares, queda como responsable el secretario general del instituto, Christian Eduardo Cervera Mondragón.

De acuerdo con personal de Salud, se considera a Fernando Mayans Canabal, director del Instituto de Seguridad Social de Tabasco, como una carta fuerte para ocupar la dirección del IMSS.

“SE DESESPERÓ”

Para el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, la renuncia de Germán Martínez Cázares se debió a que no logró alcanzar acuerdos económicos en favor del IMSS.

En entrevista televisiva, el funcionario señaló que Martínez tenía la convicción de mejorar los servicios del instituto, pero “se desesperó”.

Alcocer sostuvo que el tema principal era continuar con la defensa de los derechohabientes y los trabajadores que cotizan en el IMSS, pese a las limitantes económicas, las cuales, cree, no eran relevantes, pese a los argumentos que expuso el exdirector del Seguro Social.

Describió a Martínez Cázares como un hombre con calidad humana, pero su salida de la dirección del IMSS la consideró como “un acto visceral”.

LOS MOTIVOS

En su carta de renuncia, Martínez Cázares dijo por qué se iba del IMSS:

Se pretende reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los estados desde la Secretaría de Hacienda, y así anular a los delegados que este consejo técnico (del IMSS) aprobó.
Mientras se discute la remodelación del IMSS, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral, otros sin contrato, algunas vacantes aumentan.
Ese control del gasto tiene dos consecuencias fatales: pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes.

Fuente:Excelsior

TagsIMSS

Leave a reply